Estos mini cactus son lo que todo coleccionista de plantas de interior necesita

Loretta Chantiri

Los amantes de las plantas de interior siempre andamos buscando que nueva especie agregar a nuestra hermosa colección, y estos mini cactus puede que sean todo lo que siempre habíamos estado buscando para añadir un toque de ternura vegetal a nuestros hogares.

Sabemos que la suculentas y todos los tipos que hay siempre han estado en los primeros lugares de plantas de interior, pero ahora, gracias a una tienda de plantas en Estados Unidos llamada Tierra Sol Studio, los mini cactus han acaparado nuestra mirada y por supuesto, se han robado nuestro corazón.

De acuerdo con los creadores, Seana y Yair Monley Rodriguez, estas plantas de interior son de bajo mantenimiento, es decir, están diseñadas específicamente para que cualquiera pueda cuidarlas. Tan solo necesitan un lugar iluminado con mucha luz solar indirecta y unas cuantas gotitas de agua al mes.

(Foto: Tierra Sol Studio)

Además, estas bellezas de mini cactus son toda una artesanía pues a pesar de sus diferentes tamaños, están especialmente adaptadas a suelos y condiciones perfectas para su supervivencia. Y lo mejor de todo, es que sus raíces están acomodadas de tal forma que impide que pierdan su adorable y diminuta apariencia.

Por si fuera poco, las macetas son de cerámica y están hechas y pintadas a mano, por lo que no podemos negar que son una completa artesanía ideal para cumplir las necesidades de toda y todo amante exigente de las plantitas.

Desafortunadamente la tienda que las vende se encuentra en Carolina del Norte y solo realiza pedidos en Estados Unidos por lo que no podrás encargarle todos los mini cactus hermosos para tu hogar.

(Foto: Tierra Sol Studio)

No obstante, podrías aventurarte a tu vivero de confianza a buscar uno similar o en todo caso, ver la posibilidad de que alguien te pueda hacer uno del mismo tamaño y por qué no, empezar tu propio negocio de mini cactus.

¿Cuántos mini cactus quieres para tu hogar? ¡Nosotros los queremos todos!

***

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas