¿Dónde se ocultan las arañas violinistas? Estos son sus escondites favoritos

Alejandra Chavarria
Donde se esconde la araña violonista

Con la temporada de lluvias también comienza la aparición de uno de los insectos más peligrosos en México y que puede representar una plaga. Se trata de la temida Loxóceles, cuya mordedura en ocasiones puede resultar mortal para el ser humano. Por ello te diremos dónde se ocultan las arañas violinistas y cuáles son sus escondites predilectos. 

Lo primero que debes saber es que este tipo de arácnido por lo general vive bajo tú mismo techo. En todo el mundo, existen 140 especies de Loxosceles, como se les identifica por su nombre científico y tan sólo en México, contamos con 40 de ellas.

Las arañas violinistas reciben su nombre debido a una mancha en el tórax que las caracteriza y que simula ser la silueta de un violín. Su mordedura puede llegar a causar llagas en la piel y en caso de que no se atienda, puede provocar la muerte.

La famosa araña “del rincón”, como también se le llama, se distingue por ser de color café o gris claro, tener unas patas muy largas, además de medir entre 1.8 y 3 centímetros de largo y contar con seis ojos.

¿Dónde se ocultan las arañas violinistas y cómo evitarlas?

Las arañas violinistas son animales nocturnos y en realidad no suelen ser agresivas. La mayoría de las mordeduras ocurren durante encuentros accidentales donde la violinista siente la piel humana.

Según explica National Geographic, los machos de esta subespecie buscan a sus parejas durante la noche y en su camino, pueden enredarse entre las sábanas de la cama, por ello se recomienda lavar éstas, las colchas y las almohadas con bastante frecuencia.

También gustan de esconderse detrás de estanterías empolvadas, cobertizos, bodegas, áticos y lugares oscuros, por lo que es aconsejable sacudir estas áreas para minimizar el riesgo de accidentes. Al aire libre se pueden encontrar en la madera apilada o detrás de objetos que suelen dejarse en el piso.

La mejor forma de evitar un contacto con estas arañas que la limpieza. Si se mantienen los rincones de la casa sin polvo, es más probable que no tengan sus telarañas en ellos. Igualmente, se recomienda revisar constantemente la ropa y los zapatos.

Aparecen más en temporada de lluvias; sin embargo, es durante la primavera y verano, en época de calor, cuando se aparean, por lo que sus crías comienzan a nacer entre junio y octubre.

¿Qué hacer en caso de una picadura?

Alejandro Valdez Mondragón, investigador de la UNAM, explica que cuando se produce una picadura, “la etapa crítica son las primeras 24 horas y a veces hasta las 48 horas empiezan a verse los efectos”.

La reacción comienza con una llaga que se expande y produce una necrosis tisular (o muerte del tejido) bastante considerable, comenta Valdez Mondragón, pero afortunadamente el efecto es reversible y ya existe un tratamiento para detener la infección. Todo dependerá de cuánto veneno se haya inyectado y la pronta atención médica.

En caso de una mordedura, la UNAM aconseja “recolectar el ejemplar para saber a qué especie pertenece y acudir al médico para que determine si el paciente necesita un antihistamínico, un desinflamatorio o un suero específico”.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas