Cómo y cada cuanto regar mis nochebuenas

Loretta Chantiri

Las nochebuenas pueden prosperar fácilmente en casa si se conocen sus cuidados adecuados, por ejemplo, el cómo y cada cuánto regarlas para que duren más allá del invierno.

Estas flores tan características de la Navidad y del invierno en general (al menos en México), suelen decorar los hogares de cientos de personas. Simplemente muchos las compran para dar vida y color a su casa y por otra parte, son de los regalos más típicos de estas fechas.

No obstante, pareciera que terminadas las fiestas decembrinas las nochebuenas pierden toda su magia ya que a la mayoría se les mueren, pero esto es por no cuidarlas de manera correcta y que de hecho, no es tan complicado.

Estas plantas se adaptan a casi todo tipo de temperaturas, pueden vivir en interiores o exteriores, requieren de luz solar directa aunque pueden acoplarse a la iluminación de donde las coloques.

Se recomienda que, una vez terminado el Año Nuevo, se siembren en macetas más grandes o en un jardín donde reciban luz y sombra para que puedan crecer y alcanzar una altura máxima de hasta cinco metros, aproximadamente.

Pero, ¿cómo las debes regar y cada cuánto? Esto es un punto clave para que las nochebuenas puedan vivir sin problemas.

(Foto: Pixabay)

Lo recomendable es regar tus nochebuenas cada vez que el agua del último riego haya sido absorbida por completo, esto durante el invierno. En verano y durante la floración, deberás aumentar la cantidad de agua de riego.

Pero siempre lo mejor será regarlas un par de veces por semana, manteniendo la tierra húmeda, no mojada y evitando inundar la maceta.

Por otro lado, es muy importante que no rocíes las flores ni las hojas ya que esto podría ocasionar que se manchen o se decoloren. Si vez que las hojas se ponen amarillas, lo más probable es que les falte luz o nitrógeno o en todo caso, que estén recibiendo demasiada agua.

Así que si quieres conservar el color original en sus hojas, no las talles, frotes o limpies con nada, déjalas tal como están y seguirán así de bonitas. Recuerda que durante las épocas de lluvias la naturaleza se encarga de regar las nochebuenas pero además, es un época donde todavía no florecen por lo que las hojas y flores no resultan del todo dañadas.

Ahora que conoces cómo y cada cuánto regar tus nochebuenas, no dudes en darles todos los cuidados necesarios para que duren hasta el año entrante y quizás mucho mucho tiempo más.

¿Ya tienes tus nochebuenas en casa?

***

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas