Mascotas y Compañeros

Cómo revivir una cuna de Moisés que se te secó en 5 pasos

Ya sea por el frío del invierno, porque olvidaste regarla, la dejaste en el rayo...

Pamela Rodríguez Ordaz

Cómo revivir una cuna de Moisés seca
| Foto: Pixabay/Instagram agricola_shop

Ya sea por el frío del invierno, porque olvidaste regarla, la dejaste en el rayo del sol por horas o porque la tierra de su maceta ya está “enferma”, tener una planta seca es muy deprimente, pero no te preocupes, no tienes que llorarle y despedirte de ella para siempre, pues hoy te diremos cómo revivir una cuna de Moisés que se te secó en 5 pasos.

Esta planta puede vivir muchos años si le damos los cuidados adecuados, además, su tamaño de aproximadamente 60 centímetros la convierte en la planta perfecta para tener dentro de casa, además de que ayuda a ahuyentar molestas plagas como cucarachas y otros animales, y ayuda a regular la humedad en el ambiente.

Debido a que es una planta resistente de cuidados relativamente sencillos, muchas personas suelen pasar por alto algunas necesidades específicas para que se mantengan sanas, hermosas y con flores, y esos errores comúnmente tienen que ver con la humedad, la iluminación y cómo y cuándo la abonamos.

Cómo revivir una cuna de Moisés seca

| Foto: Pexels

Cómo revivir una cuna de Moisés que se te secó en 5 pasos

No importa si solo se secaron algunas partes de la planta o si está completamente seca (pero con vida) hay un truco muy sencillo que puedes hacer en cualquiera de los casos, eso sí, entre más seca esté más paciencia necesitarás.

Paso a paso:

  1. Desinfecta tus tijeras de jardinería con un poquito de alcohol
  2. Corta las partes secas, ramitas, hojas o flores, esas partes ya no serán rescatables 
  3. Saca la planta de la maceta con un poco de tierra que cubra las raíces
  4. Llena un recipiente con agua tibia y sumerge ahí la planta, no demasiado caliente o la matarás 
  5. Déjala reposar ahí por 10 minutos
  6. Pasado este tiempo, saca la planta del recipiente con agua y déjala drenar en un plato
  7. Una vez que se haya escurrido, mete tu cuna de Moisés en una bolsa de plástico y ciérrala
  8. Si tu planta está muy seca, déjala en la bolsa durante dos días, si no está tan mal, solo déjala reposar en la bolsa un par de horas, esto creará un efecto invernadero para que las hojas se hidraten rápido 
  9. Puedes aprovechar para cambiar el sustrato de la maceta si crees que la tierra ya no le sirve, pues con el tiempo el sustrato puede perder sus propiedades cuando van muriendo los microorganismos benéficos
  10. Regresa la cuna de Moisés a la maceta con el sustrato o un abono orgánico

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos: