Cómo plantar una piña en maceta de la manera más fácil y rápida

Alejandra Chavarria
piña en maceta

Una alternativa para evitar gastar en exceso en algunos alimentos, es cultivarlos tú mismo en tu hogar. Con sencillos pasos, podrás tener tu propio cultivo de piñas. Ahora te diremos cómo plantar una piña en maceta de la manera más fácil y rápida.

La jardinería ha cobrado mucha popularidad de un tiempo para acá, haciendo que muchas personas se atrevan a tener sus propias zonas verdes dentro de su hogar. Esta acción trae muchos beneficios a nuestro entorno y a nosotros mismos; una alternativa para evitar gastar tanto en algunos alimentos es cultivarlos. Hoy te contamos cómo con sencillos pasos podrás tener tus propias piñas.

La piña proviene de la familia de las Bromelias, el origen de esta es en América Central y México. Un dato importante es que la piña para poder crecer debe estar en un ambiente tropical. Esta misma se caracteriza por ayudar a perder peso, combatir la anemia, ayuda a la digestión, ayuda a la absorción de hierro y es bueno para las uñas, piel y cabello.

Aunque por su origen se puede llegar a pensar que será un proceso complicado, no lo es, con unos sencillos consejos, pronto tendrás tus piñas en tu hogar sin necesidad de gastar.

Consejos para que tu piña en maceta sea un éxito

Primero debes tomar en cuenta estos criterios para elegir bien qué piña sembrar:

  • Si la piña que eliges es fresca, fíjate que la corona esté verde, sin manchas marrones y amarillas.
  • La fruta que escojas para cultivar debe estar madura.
  • Aunque mencionamos que debe ser una fruta madura, asegúrate de que no esté demasiado dura o de lo contrario será complicado que dé frutos.
  • Ojo: si las hojas de la corona de la piña salen con mucha facilidad significa que ya está pasada y no te servirá para plantar.

¿Cómo siembro mi piña?

  1. Para empezar, una vez escogiendo la piña que cumpla con las características anteriores, con una mano sostén la piña y con la otra la corona, toma la base de las hojas y con ligeros movimientos a los lados desprende las hojas de la fruta. O bien, corta las hojas si se crees que es una opción más rápida
  2. Con cuidado, retira algunas de las hojas inferiores de la corona, que esté cerca de la base para que el tallo quede expuesto y que te sea más fácil que brote. Una vez hecho esto, deberás dejarlo secar durante aproximadamente una semana.
  3. En un recipiente de plástico de un tamaño considerable, pon a remojar el tallo, procurando no sumergir las hojas.
  4. Colocaremos palillos de madera en forma de cruz en la base de la corona y sumergimos el tallo en el recipiente con agua.
  5. Déjalo en un lugar donde reciba una cantidad moderada de sol.
  6. Cambia el agua de esta una vez al día para evitar que salga musgo
  7. Una vez que se termine el proceso, estará listo para transferirla a la tierra.

Recomendaciones:
Si planeas sembrar tu piña, procura preparar la tierra un mes antes, añadiendo suelo de tierra caliza; para su siembra, realiza hoyos de 90 cm x 40 cm x 30 cm. Agrega también abono orgánico para un mejor crecimiento y coloca las hojas de piña de manera vertical.

Con dedicación y siguiendo las recomendaciones, pronto podrás cultivar tus propias piñas para que las disfrutes en tu hogar sin tener que gastar en comprarlas en algún mercado o supermercado.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas