Cómo lograr colores más brillantes e intensos en las flores de tus plantas

Pamela Rodríguez Ordaz

Las flores en nuestro jardín o en macetas dentro del hogar son hermosas, decoran y le dan vida y alegría a cualquier rincón, sin embargo, en ocasiones las plantas pierden un poco de color y se ven tristen y pálidas, pero eso se puede solucionar, pues hoy te diremos cómo lograr colores más brillantes e intensos en las flores de tus plantas.

Las hortensias son una de las plantas más populares gracias a sus hermosos colores y ramilletes impresionantes, pero en ocasiones pierden sus tonos y se vuelven verdes, y, aunque existen muchos mitos sobre cómo recuperar su intensidad, la mayoría son falsos y hasta pueden afectar su bienestar.

La mayoría de veces su pérdida de color se debe a que son sembradas en tierra ácida y son regadas con agua con cal, como el pH no es el adecuado no pueden absorber hierro y las hojas como las flores pueden ponerse descoloridas o sufrir manchas amarillas.

colores brillantes e intensos en tus flores

Haz que tu jardín luzca más bonito y alegre | Fuente: Pixabay

Cómo lograr colores más brillantes e intensos en las flores de tus plantas

Para conseguir colores más hermosos e intensos en tus plantas hay que abonarlas para corregir el pH y darles hierro para mejorar la tierra, además de magnesio para que sus colores se vuelvan brillantes.

Es muy importante seguir las recomendaciones de pH y de nutrientes en la tierra para evitar que pierdan coloración, pues todas las plantitas tienen requerimientos diferentes.

Hay que usar abonos específicos dependiendo de la especie de tus plantas, si son hortensias o rosas, geranios, o cualquier otra, hay que buscar un abono que cubra sus necesidades.

Si ves que tus flores pierden color también es importante evitar el riego con agua con cal, incluso puedes recoger agua de lluvia y dejar reposar en cubetas para que el cal de sedimente y luego regar con esta agua.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz