Cómo limpiar el arenero de tu gato para eliminar malos olores, sin dañarlo: ¡Nunca uses cloro!

Pamela Rodríguez Ordaz

Cuando tenemos una mascota debemos darle los cuidados básicos para que tengan una vida feliz y saludable, eso incluye su higiene, para los gatos la limpieza es muy importante, así que necesitan de un espacio limpio para poder hacer sus necesidades y sentirse cómodos, es por eso que hoy te diremos cómo limpiar el arenero de tu gato para eliminar malos olores, sin dañarlo: ¡Nunca uses cloro!

No solo tu michi necesita de un espacio limpio para poder hacer del baño a gusto, también nosotros, pues sus deshechos son muy apestosos y pueden inundar con olor desagradable todo tu hogar y atraer molestas moscas. Además, es muy probable que si su arenero está sucio no quiera hacer sus necesidades ahí.

Muchas personas creen que para limpiar efectivamente la caja de arena deben usar cloro para desinfectar y eliminar malos olores, pero esto es un grave error, pues los gatitos son muy sensibles a los olores y puedes dañar sus mucosas como ojitos y nariz, además, el molesto olor puede provocar que ya no quieran usar ese arenero de nuevo.

Limpia de forma efectiva sin comprometer la salud de tu michi | Foto: Unsplash

Cómo limpiar el arenero de tu gato para eliminar malos olores, sin dañarlo: ¡Nunca uses cloro!

  1. Lo más importante es que debes recoger sus desechos a diario y limpiar por completo la caja de arena al menos dos veces a la semana si no es arena aglutinante, de lo contrario puede aguantar un poquito más.
  2. Recoge la popó con una pala y agita un poco la caja para que los grumos de arena pegados a la base se despeguen y puedas recogerlos también 
  3. Para una limpieza total tienes que vaciar todo el contenido de la caja 
  4. Tira todo en una bolsa de plástico o de papel
  5. Con una pala quita lo que haya quedado pegado en el fondo
  6. Cuando ya no tenga nada dentro, pon la bandeja en remojo con agua caliente y jabón suave 
  7. No uses jabones con aromas fuertes ni cloro, puedes usar limpiadores antiamoniaco o con oxígenos activos que no dejan olor
  8. Deja en remojo de 15 a 20 minutos 
  9. Pasado ese tiempo enjuaga bien la caja 
  10. Deja que seque perfectamente
  11. Mientras esperas a que se seque aprovecha para barrer y limpiar perfectamente el lugar donde usualmente colocas la caja de arena
  12. Cuando haya secado bien puedes llenar lo suficiente la caja de nuevo, un truco para que no huela tanto es agregar un poquito de bicarbonato o carbón activado a la base de la caja, por debajo de la arena

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas