Fertilizante casero exclusivo para tus suculentas: ¿Cómo se hace?

Loretta Chantiri

¿Eres amante y fanática de las suculentas y tienes muchas de ellas en casa? Aprende cómo hacer un fertilizante casero exclusivo para esta especie de plantas de interior (y exterior) tan solicitadas por todas las entusiastas de la jardinería del hogar.

Como bien sabrás, todas las plantas requiere de cuidados específicos para crecer y prosperar. Algunas son más delicadas que otras por lo que necesitan de una atención muy especial.

Algo que no es el caso de las suculentas ya que son plantas muy fáciles de cuidar, es por ello que muchas personas las aman y aman tenerlas en casa pues resultan ser una compañía bastante agradable y que con poco esfuerzo pueden crecer y vivir por varios años.

No obstante, esto no quiere decir que no necesiten de vez en cuando que les eches la mano con algún tipo de fertilizante que pueda hacerlas crecer más y mejore su calidad de vida.

Si en tu caso nunca has aplicado algún fertilizante a tus suculentas en casa, pues estás de suerte, ya que hoy te enseñaremos cómo puedes hacer uno totalmente casero y con materiales e ingredientes que seguro tienes a la mano.

Aunque son fáciles de cuidar, un fertilizante puede hacerlas crecer sanas y fuertes. | Foto: Freepik

¿Cómo hacer fertilizante casero para suculentas?

Para hacer tu propio fertilizante casero exclusivo para suculentas necesitarás lo siguiente:

  • Cascarón de huevo
  • Cáscara de plátano
  • Agua con hierro que puede hacer a partir de un vaso con agua de la llave y clavos, rondanas, tornillos, etcétera que estén oxidados.

Preparación:

  1. El proceso puede tardar unos días ya que necesitas dejar “madurar” la cáscara de plátano hasta que se pongan color negro. Posteriormente cortarlas en pequeños pedazos y colocar un poco directo en la tierra.
  2. Después deberás triturar el cascarón de  huevo y también colocarlo directamente en la tierra de tus plantas.
  3. Por otra parte, tienes que dejar remojando los clavos, tornillos, rondanas o lo que tengas que esten un poquito oxidados en un vaso con agua unos días hasta que el agua se torne color naranja.
  4. Finalmente, rociar solo un poquito del agua con óxido directamente en la tierra, puedes hacerlo con un gotero o una jeringa.

Procura aplicar los tres ingredientes del fertilizante casero al mismo tiempo y listo. Con esto estarás brindándole a tus suculentas potasio, calcio y hierro; tres elementos indispensables para su crecimiento.

Solo recuerda ser muy cuidadosa con el agua ya que las suculentas son plantas que requieren de muy poco riego y si te excedes, podrías terminar echando a perder tus plantitas.

Si quieres conocer más cuidados específicos de las suculentas, tan solo da click aquí.

***

No olvides visitar y seguir nuestra cuenta de Instagram para que conozcas más contenidos que tenemos preparados para ti.

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas