¿Cómo evitar que se sequen las puntas de las hojas de mis plantas?

Loretta Chantiri

Si eres de las que ama tener plantas en casa pero que a pesar de amarlas y cuidarlas se les siguen poniendo las puntas de sus hojas color café, ¡hoy estás de suerte! pues te compartiremos un truco infalible para que ya no se te sequen.

Primero que nada no te debes de preocupar, hay forma de solucionar este pequeño problema de tus amadas plantitas. De hecho es algo común que se da por un factor que comparten con nosotros los humanos y otros animales: el estrés.

Así es, tus plantas también se pueden estresar solo que a ellas no les pasa por estar atoradas en el tráfico o porque se les hizo tarde para llegar al trabajo, se da porque no reciben la cantidad de agua suficiente, o puede ser que las raíces están muy apretadas entonces no se hidratan adecuadamente o por el contrario, el suelo retiene demasiada agua y la maceta no tiene drenaje lo que llega a dañar las raíces.

Este problema se intensifica en zonas cercanas al mar por la cantidad de humedad y sal en el ambiente, pero la buena noticia es que sea donde sea que vivas y sea cual sea el estado de tus planta, con el siguiente consejo se recuperarán y crecerán sanas.

Esto es lo que necesitas:

  • Tijeras
  • Fertilizante
  • Tierra (para plantas en maceta)
  • Agua
  • Maceta

Procedimiento:

Lo que tendrás que hacer es trasplantar tu plantita a una nueva maceta. Toma nota:

  1. Antes de empezar a trasplantar, lo primero que tienes que hacer es cortar las puntas secas con unas tijeras pero cuidado, tienes que dejar un pequeño borde café para no dejar una herida fresca que pueda afectar a toda la planta.
  2. Ahora toma la nueva maceta y asegúrate que tenga drenaje es decir, que tenga al menos un hoyo en la base o parte inferior. Si no tiene puedes hacerle uno con un taladro.
  3. Añade un poco de tierra y un poco de fertilizante o abono.
  4. Humedece la tierra con una regadera o sino directo de la llave pero con cuidado de no ahogarla.
  5. Ahora pica cuidadosamente la tierra de la maceta donde está tu planta con el fin de suavizarla un poco para que puedas sacar la plantita.
  6. Saca la planta con con cuidado de no dañar las raíces y de no lastimar la planta en general.
  7. Colócala en la otra maceta y cubre las raíces con mas tierra y fertilizante o abono.
  8. Acomoda la tierra sin apretarla y finalmente vuélvela regar sin llegar a ahogarla.

Dependiendo el tipo de planta que sea será la cantidad de agua que agregarás. Recuerda que las especies como las suculentas no requieren de mucha agua, solo que su suelo se sienta húmero al tacto.

Investiga acerca de cada una tus plantas para brindarles los cuidados adecuados y así prosperen hermosas y felices. Se paciente y recuerda que todas y cada una de ellas requieren de tu cariño.

¿Qué tipo de plantas son las que tienes en casa?

***

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas