Cómo enraizar las rosas de un ramo para convertirlas en plantas

Pamela Rodríguez Ordaz

Recibir un ramo de rosas es hermoso y conmovedor, sin embargo, es muy triste cuando comienzan a marchitarse y terminan en la basura, pero lo que quizá lo sabías es que puedes tener tus propias plantas en macetas y hasta en el jardín para llenar tu hogar con flores usando esas que ya iban para la basura, pues hoy te diremos cómo enraizar las rosas de un ramo para convertirlas en plantas.

No puedes dejar pasar este truco, pues además te ayudará reproducir rosas que te gustaron mucho y que quizá no has encontrado en ningún vivero, todo sin gastar casi nada (solo en el sustrato) y sin el remordimiento de deshacerte de esas flores que te dio alguien especial.

Reproducir rosas con esquejes es muchísimo más sencillo que intentarlo con semillas, además, si eres un principiante en la jardinería, este método es casi infalible para lograr el resultado que quieres. Las mejores épocas del año para hacerlo son: a comienzo de la primavera y el otoño.

Con una sola rosa puedes sacar varios esquejes | Foto: Pexels

Cómo enraizar las rosas de un ramo para convertirlas en plantas

Vas a necesitar:

  • Rosas
  • Tijeras 
  • Cúter
  • Fibra de coco
  • Un pedacito de sábila
  • Botella de plástico grande, galón

Paso a paso:

  1. Desinfecta tus tijeras y el cúter
  2. Toma las rosas con el tallo largo y corta la flor y las hojas. No quites las hojas arrancandolas hacia abajo o podrías dañar los nudos 
  3. Realiza un corte de forma diagonal un par de centímetros más arriba y abajo de alguno de los nudos de la rama  y limpia el esqueje para quitarle ramitas y hojas para limitar la transpiración de nuestra ramita y que no se seque
  4. Corta el galón de plástico a la mitad 
  5. Llena la parte inferior con fibra de coco
  6. Corta el pedazo de sábila por el centro para dejar expuesto el gel 
  7. Frota las ramitas de rosas en el gel de la sábila, justo donde hiciste el corte en diagonal, tiene un efecto cicatrizante, además estimula el desarrollo de las raíces
  8. Una vez que hayas frotado los cortes de los esquejes con la sábila, ve colocando los esquejes en la fibra de coco
  9. Una vez que tienes todos tus esquejes clavados en la fibra de coco, riega para que tengan humedad
  10. Coloca la parte superior del galón para crear un efecto invernadero
  11. Coloca tu mini invernadero en un lugar sin luz directa para no estresar los esquejes
  12. Pasados unos 15 días verás que comenzarán a salirles nuevos brotes a tus esquejes, aunque sus raíces aún no estarán listas
  13. Rocía agua por todos los esquejes y riega la fibra de coco
  14. Vuelve a colocar la tapa de tu mini invernadero y espera un mes más 
  15. Para el día 45 seguramente ya tendrán raíces adecuadas para poder trasplantar los esquejes con brotes y raíces a nuevas macetas individuales

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas