¿Cómo cultivar arándanos en maceta para tener siempre en casa?

Alejandra Chavarria

Si estás buscando una opción sostenible para sumar ciertas plantas a tu huerto casero, te recomendamos aprender a cultivar arándanos en maceta para tener siempre en casa; lo mejor de esta opción de jardinería es que no requiere de mucho tiempo o espacio.

Tener arándanos en tu hogar que no estén procesados o que contengan químicos añadidos será una realidad una vez que decidas poner manos a la obra. No te preocupes, porque esta opción te hará ahorrar algunos pesos, además de que con este método consumirás exclusivamente frutos orgánicos.

De acuerdo con el portal médico especializado MedLine Plus, este fruto es un aliado imprescindible para tratar el envejecimiento, mejorar la memoria y fomentar las capacidades intelectuales a través de la función cognitiva; sin embargo, aún no hay suficiente evidencia médica que lo avale.

Con estos consejos podrás tener a la mano estos deliciosos frutos | Fuente: @Pexels

El arándano rojo podría ayudar a prevenir las infecciones de la vejiga al impedir que las bacterias se adhieran a las paredes de la vejiga. El arándano es un fruto alto en fibra, lo que puede ayudar a un funcionamiento normal de la digestión. También contiene vitamina C y otros antioxidantes.

Asimismo, el arándano contiene químicos que podrían disminuir la inflamación y combatir las células cancerígenas, explican los expertos sobre los beneficios que tiene el consumir este fruto.

Ahora que ya conoces cómo es que este pequeño fruto -ya sea en su versión fresca o deshidratada- te ayudará a mejorar tu estado general de salud, además de que le dará a tus platillos un delicioso sabor que contrasta con ciertas frutas, carnes e incluso en pastas.

No necesitas hacer una gran inversión para cultivar arándanos en casa | Fuente: @Pexels

Así es como puedes tener tu propia planta de arándanos en casa

Ya que decidiste integrar este fruto rojo a tu huerto casero, te diremos cuál es la mejor forma de cultivar arándanos en maceta para tener siempre en casa:

  • Lo primero que debes saber es que necesitas el fruto crudo, pues no servirá la versión deshidratada que encuentras en los empaques. Cuando tengas la pequeña fruta, le vas a retirar la pulpa y limpiarás la semilla.
  • En un vaso con agua colocarás las semillas por 24 hora, desecharás aquellas que floten, pues tienen menor probabilidad de germinar. Las que quedan, colócalas en un plato sobre un paño húmedo. Mantenlas en humedad entre 7 a 10 días, notarás cómo comienza a germinar
  • Consigue una maceta de tamaño mediano que cuente con un buen sistema de drenado, después rellena con una capa de arcilla, posteriormente una capa de tierra ácida y al final mezcla de tierra negra y hojas

Los arándanos son ricos en antioxidantes, por lo que favorecen a la salud | Fuente: @Pexels

  • Haz pequeños orificios en la tierra de la maceta y coloca las pequeñas germinaciones, no presiones demasiado la tierra
  • El regado debe hacerse dos veces por semana, la planta de arándanos debe mantenerse bajo el sol de manera indirecta.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas