Aprende a cultivar azafrán para tener en casa la especia más cara del mundo

Alejandra Chavarria
Aprende a cultivar azafran

Si ya eres una persona avanzada en el arte de los huertos caseros seguramente poco a poco te has atrevido a probar con nuevas especies para empezar en tu jardín; por eso, ahora te diremos cómo cultivar azafrán para tener en casa la especia más cara del mundo. Te ahorrarás un dineral teniendo una planta de este tipo.

Tener desde romero hasta laurel en casa pueden ayudarte a que el momento de cocinar sea mucho menos tedioso, y es que tener este tipo de especias directamente cultivadas por ti ayuda a que el gasto que haces de forma frecuente disminuya y no tengas esa constante presión de ir a comprar a las tiendas en donde se podría duplicar o hasta triplicar su precio.

De acuerdo con los expertos, su precio tan alto se debe en gran medida a que el cultivo, su posterior recolección y la manipulación pueden llegar a ser muy delicados; y es que se requieren hasta unas 250 mil flores de esta planta para conseguir un kilo de azafrán. De ahí que sea tan cotizada.

cultivo de azafrán

Toma nota para poder hacer un cultivo de azafrán | Fuente: Pexels

Por otra parte, es una especia muy preciada porque tiene un aroma y sabor característico que le puede dar a tus alimentos un toque de sabor inusual o inesperado, en algunas casos más puedes preparar infusiones que benefician a tu organismo de forma importante.

De acuerdo con el sitio Food Unfolded, “cada flor produce solo 3 estigmas. Una vez que las flores han sido cosechadas, sus estigmas deben ser arrancadas y dejarse secar durante 12 horas”.  Su cosecha se realiza a mano, por lo que requiere de un cuidado mayor.

Tips para cultivar azafrán en casa y tener la preciada especia

Paso a paso para tener tu propia planta:

  1. Compra unos bulbos de azafrán, precisamente al final del verano es el mejor momento para sembrarlos
  2. Prepara un suelo con un drenaje óptimo; idealmente se sugieren las macetas para que tengas un mayor control de tu cultivo
  3. Sembrarás lo bulbos en grupos, aproximadamente a unos 5cm de profundidad, con una separación de entre 7 y 10 centímetros
  4. Posteriormente, colocarás la maceta con rayos de sol directos, en cuanto al riego no requiere de demasiada agua
  5. En cuanto empiece a florar, debes estar al tanto de estas formaciones, puesto que los hilos rojos de la planta -que son la especia- se secan con rapidez
  6. Se recomienda cosechar con pinzas para tener un cuidado adecuado de la flor y los hilos
  7. Colocarás lo hilos dentro de una toalla de papel y verificarás que estén secos, lo guardarás en un recipiente hermético
  8. Para hacer el polvo, tritura con cuidado los tallos para hacerlo polvo

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas