5 poderosas razones por las que NUNCA deberías regalar una mascota

Bárbara Olguín

Cuando consideramos darles un regalo a nuestros hijos pasan por nuestra mente todo tipo de opciones: su juguete favorito, una bicicleta, dulces, entradas al cine, llevarlos de paseo al parque, pasar una tarde juntos, entre otros obsequios. Sin embargo, pareciera ser una constante que en festividades como la Navidad, las mascotas, ya sean perros, gatos o cualquier otro animalito sean regalados como tal.

Y es que un perro aporta muchos beneficios a los niños, les enseñan el sentido de responsabilidad y valores. Pero tener una mascota debe ser una decisión meditada, consensuada con todos los miembros de la familia que habiten en la casa, para repartir las obligaciones y responsabilidades.

Vivir con un perro o gato significa un compromiso a largo plazo, al menos unos 15 años de nuestra vida, por lo que es un tema de muchísima responsabilidad. Por ello te decimos 5 poderosas razones por las que nunca deberías regalar una mascota. 

Las mascotas requieren de muchos cuidados y responsabilidad, ¿estás preparado? | Fuente: Unsplash

Es un ser vivo, no un juguete

Debemos tomar en cuenta de que se trata de un ser vivo y, como tal, tiene necesidades que deben ser cubiertas, como una correcta alimentación, paseos diarios o juegos, afecto, cepillado, bañarlo, entre otras. ¿Tu hijo estará preparado para esa responsabilidad diaria y constante?

Se necesita dinero

Hay que tomar en cuenta que una mascota debe de tener una salud óptima y que cualquier imprevisto puede surgir. Visitas al veterinario, vacunas, posibles emergencias, medicamentos, alimentación, entre otros gastos que vayan surgiendo en el camino. ¿Podrías permitirte ese gasto?

Hay que ponerles tareas a los niños acorde a su edad | Fuente: Unsplash

Hay que educarlo

Los perros sobre todo implican mucho trabajo al principio, cuando son cachorros. Además, lo normal es que al ser pequeños les interese sólo jugar, no obedezcan órdenes, hagan pipí y popó en casa, muerdan a las personas y las cosas a su alrededor. Necesitan tiempo, constancia , límites y, sobre todo, persistencia en su educación, para que aprendan a relacionarse con su familia y con otros perros.

Limita los viajes

Los perros son muy sensibles a los cambios de domicilio, necesitan estabilidad. Además, muchos lugares no aceptan mascotas, debes tomar esto en cuenta. Si gustas de viajar, ir a lugares exóticos, debes considerarlo, pues no siempre podrás llevar a tu mascota contigo.

Tamaño

Es muy importante considerar el espacio en el que vivimos y el tamaño que tendrá nuestra mascota. Si vivimos en un lugar con poco espacio, un perro de tamaño mediano o grande será más complicado de mantener en casa.

No siempre podrás entrar a todos lados con tu perro | Fuente: Unsplash

Recordemos que un perro no es un regalo adecuado si los niños no tienen un acompañamiento de un adulto responsable. Si bien una mascota puede traer muchos beneficios a los niños, la mayor parte de la responsabilidad recae en el adulto y asignar las tareas de acuerdo a la edad de los niños. Otro factor importante es el origen de donde saquemos a las mascotas, recordemos que siempre es mejor adoptar que comprar una.

Después de leer esto, cuéntanos, ¿aún le regalarías un perro, gato o algún ser vivo a tus hijos?

***

No te pierdas todo el contenido de Viviendo En Casa en YouTube.

Escrito por
Bárbara Olguín

Relacionadas