¿Para qué sirven los círculos de sal usados en los rituales?

Alejandra Chavarria

Si en este tiempo te has interesado más por tener un lado mucho más espiritual o en conectar con elementos de la naturaleza quizá te has dado cuenta que dentro de los procedimientos se utilizan frecuentemente ciertos ingredientes. Quizá por ello te preguntas para qué sirven los círculos de sal usados en los rituales.

Te sorprenderá saber que este es uno de los elementos que no pueden faltar cuando haces desde limpias hasta endulzamientos o incluso congelamientos; su valor es sumamente poderoso dentro de la espiritualidad y te vamos a explicar la razón detrás de ello.

De acuerdo con los expertos, el círculo de sal se considera fundamental porque es un elemento al que se le atribuyen propiedades de protección, anulación de negatividad e incluso es potente en el caso de los exorcismos.

El círculo de sal tiene un poderoso significado dentro de los rituales | Fuente: @Pexels

¿Qué es lo que se cree sobre el círculo de sal en el mundo mágico?

“En otras culturas también ha existido ese concepto de la sal como purificador y protector contra lo negativo. Alguna vez las campanas de las iglesias se bendecían con agua salada antes de ser echadas al vuelo, para establecer una buena comunicación con Dios y alejar los malos espíritus; así mismo, en el bautismo católico el pequeño se unge con agua salada”, explica el portal Consultorio esotérico.

Además, a la sal se le considera positiva para purificar ambientes; se recomienda ponerla en las esquinas para repeler las entidades o energías negativas. En el caso de los rituales, cuando se hace un círculo de sal es una especie de escudo protector para cuidar a la persona que lleva a cabo el hechizo.

¿Cuál es el significado de la sal en los rituales? Aquí te contamos | Fuente: @Pexels

“Se echaba sal en los rincones de las cuadras el día primero de abril. Así evitaban las enfermedades del ganado. Para contrarrestar el mal de ojo se bañaban en agua con sal las plantas de los pies y las palmas de la mano tres veces, se bebían tres sorbos del agua salada y después se echaba al fuego lo que quedaba de dicha agua. Era costumbre echar sal al fuego cuando entraba en casa una persona sospechosa de dedicarse a la hechicería. También se evitaban las visitas de alguien indeseable echando sal donde había estado, recogiéndola y quemándola después. Otro remedio utilizado era echar sal en el umbral después de su partida…”, explican en el portal El Templo de la luz interior.

Este perímetro mágico o figura hecha con sales también sirve como señalización dentro de la magia Wicca o chamánica; pero también es efectiva cuando se quieren alejar a presencias como demonios o entes negativos.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas