10 posturas de yoga ideales para las niñas y niños

Loretta Chantiri

No importa si eres adulto o niño, sin duda alguna un poquito de yoga y ejercicio es la mejor forma de iniciar cualquier día.

Está comprobado que el yoga es una actividad increíble para personas de todas las edades ya que no solo es un excelente ejercicio físico que incrementa la fuerza, la flexibilidad y el equilibrio, sino que también es una disciplina excepcional que ayuda a la educación emocional de los niños, mejorando su autoestima, empatía y gestión de sentimientos y emociones.

Es por ello que te compartimos 10 posturas para que el día de mañana tu y tu hija, o hijo, comiencen a practicar juntos:

1. Postura del Guerrero I o Virabhadrasana I

(Foto: insayoga)

Con esta postura tanto tú, como tus pequeño o pequeña, se conviertan en guerreros de la paz‬, personas fuertes y carismáticas, que caminan por la vida de forma pacífica inspirando a otros con su ejemplo.

  • Para practicarla, deberán llevar la pierna izquierda hacia atrás con un gran paso.
  • Después, doblar la la rodilla derecha y descansar las manos sobre esa rodilla. Pueden repetir las palabras: Soy fuerte y estoy concentrad@.
  • Doblen todavía más la rodilla hacia el suelo y levanten los brazos y manos al cielo, mientras dicen: Soy un/una guerrer@ de la paz.
  • Repetir todo con la otra pierna.

2. Postura del Guerrero II o Virabhadrasana II

(Foto: insayoga)

Continúa la práctica como guerreros de la paz, personas fuertes, seguras y leales. Además, fortalecerán sus piernas y mejorarán su equilibrio.

No olvidemos que el mundo necesita muchos guerreros pacíficos dispuestos a repartir su amor por todas partes.

  • Para practicarla, al igual que en la postura pasada, lleven el pie izquierdo hacia atrás con un gran paso. Pueden pronunciar las palabras: Soy fuerte de mente, alma y corazón.
  • Giren el pie derecho hacia fuera y el izquierdo ligeramente hacia dentro y repitan: Me sostengo por mí mism@.
  • Levanten sus brazos en cruz y diganEstoy preparad@ para actuar.
  • Doblen la rodilla derecha y giren la cabeza de forma que miren hacia su mano derecha, y repitan: Soy una persona leal en la que se puede confiar.

3. Postura del Gorila o Padahastasana

(Foto: insayoga)

Con esta postura se convertirán en unos adorables gorilas, fuertes pero a la vez flexibles, divertidos y llenos de vida. Además, ayuda a relajarse cuando se está nervios@ y también permite estirar la columna vertebral de una forma saludable.

  • Para practicarla inicien parándose de forma derecha como si fuera la postura de la montaña.
  • Poco a poco, redondeen su espalda y comiencen a inclinar su cuerpo hacia delante y hacia abajo, mientras dicen: Soy fuerte y flexible.
  • Doblen las rodillas y suelten libremente la espalda hacia abajo, dejando que caiga por su propio peso. Suelten también los brazos y deja que cuelguen como si fueran gorilas. Pueden empezar a balancearse de un lado a otro repitiendo: Me balanceo y me dejo llevar.
  • Pueden balancearse libremente disfrutando del movimiento, mientras repiten: Mi vida es divertida.

4. Postura del Perro Mirando Hacia Abajo o Adho Mukha Svanasana 

(Foto: insayoga)

Esta postura es bastante importante, benéfica y muy completa ya que estira todo el cuerpo, al tiempo que fortalece brazos y piernas. Además puede ser bastante divertida si te pones a imaginar que tipo de perrito serías.

  • Para practicarla, comiencen en postura a cuatro puntos o patas, mientras dicen: Soy un perro a cuatro patas.
  • Aferren los deditos de los pies al tapete de yoga o superficie donde estén practicando, y lleven la cadera y las pompis hacia arriba y hacia atrás diciendo: Estoy list@ para despertarme y quitarme la flojera.
  • Estiren las piernas y traten de que los talones se queden pegados al suelo. Mantengan los brazos fuertes.

5. Postura de la Cobra o Bhujangasana

(Foto: insayoga)

Las cobras son criaturas hermosas, largas, majestuosas y sigilosas. Justo de eso trata esta postura con la que fortalecerán los brazos‬ y las muñecas‬ al estirar la columna‬ vertebral. Además, les permitirá abrir bien el pecho para dejar entrar toda la energía y decirle a la vida que no tienen miedo, que confían en su fuerza.

  • Para practicarla, tiéndanse boca abajo y apoya la cabeza sobre las manos, mientras piensan: Soy larg@ y fuerte como cobra.
  • Pongan sus manos debajo de los hombros y levanten la cabeza con suavidad.
  • Estiren bien las piernas detrás de ustedes, presionen el suelo con las manos y levanten el pecho arqueándose ligeramente hacia atrás.
  • Levanten y abran bien el pecho hasta que los brazos estén casi estirados. Y ahora sí, pueden gritar: ¡Soy una cobra!

6. Postura de la Plancha o Phalakasana

(Foto: insayoga)

Esta postura desarrollará unos brazos‬ y abdomen‬ fuertes.

  • Para practicarla, empiecen con la postura a cuatro puntos o patas.
  • Deslicen las manos y el cuerpo ligeramente hacia delante manteniendo el pecho levantado. Sientan cómo trabaja su abdomen y digan, ¡Tengo un abdomen muy fuerte!
  • Bajen las caderas de modo que su cuerpo dibuje una línea recta y repitan: Pongo mi cuerpo recto.
  • Claven los deditos al tapete o superficie, levanten el abdomen y estiren las piernas.

7. Postura del Dragón 

(Foto: insayoga)

Esta postura les permitirá estirar y fortalecer piernas y brazos. Y al realizarla, practicarán la respiración de fuego, una técnica que limpia y fortalece tus pulmones.

  • Para comenzar a practicarla, pónganse de rodillas y enderecen bien la espalda diciendo en voz alta: Soy un poderoso Dragón.
  • Apoyen el pie derecho delante de ustedes de forma que quede justo debajo de la rodilla y piensen: Estoy alerta.
  • Estírense hacia delante y hacia abajo, dejando caer las caderas al el suelo. Levanten los brazos y digan: Inhalo y me expando.
  • Exhalen mientras pronuncian un gran ¡Haaa! lanzando fuego por la boca como unos verdaderos dragones.
  • Repetir todo con la otra pierna.

8. Postura de la Flecha o Vasisthasana

(Foto: insayoga)

En esta ocasión trabajarán el equilibrio‬, la ‪‎atención‬ y lafuerza. Hay que mencionar que esta postura no es nada fácil, pero con ella ganarán mucha fuerza en sus músculos abdominales y también en brazos y piernas. Además tendrán que estar muy concentrados para no perder el equilibrio.

Las flechas siempre alcanzan sus objetivos, con Vasisthasana ganarán confianza‬ en ustedes mism@s para lograrlos.

  • Comiencen en postura de rodillas.
  • Extiendan la pierna izquierda hacia la izquierda. Sitúen la mano derecha debajo del hombro derecho y extiendan hacia arriba el brazo izquierdo repitiendo: Soy rígid@ y larg@ como una flecha.
  • Presionen el suelo con la mano y estiren también la pierna derecha colocando el pie derecho bajo el izquierdo. Eleven bien las caderas y repitan: Vuelo por los aires.
  • Y por último, aunque más difícil todavía, doblen la rodilla izquierda y sitúen el pie izquierdo sobre la pierna derecha repitiendo: Me atrevo a ser fuerte.

9. Postura del Barco o Navasana

(Foto: insayoga)

En esta postura realmente pondrán a prueba su ‪‎fuerza‬, especialmente la del abdomen, y ‪‎su equilibrio‬. Recuérdale a tu pequeño o pequeña que un buen marinero se mantiene firme, valiente y fuerte ante cualquier situación.

  • Para empezar, siéntense en el suelo y abracen sus rodillas al pecho.
  • Pongan los brazos por detrás, los pies y piernas extendidas ligeramente hacia delante y echando la espalda ligeramente hacia atrás.
  • Levanten las piernas y digan: Soy suficientemente fuerte para dejar la tierra.
  • Estira los brazos hacia delante y mantén el equilibrio. Respira varias veces en la postura e imaginen como flotan en el agua.

10. Postura del Río o Paschimottanasana

(Foto: insayoga)

Para terminar, una postura para trabajar la elasticidad que también nos ayuda a fluir como el agua de un río dejando ir las emociones‬ negativas y así relajarnos.

  • Para practicarla, siéntense en el suelo con las piernas extendidas y las espalda bien erguida.
  • Presionen con sus manos el suelo y estiren bien la espalda mientras dicen: Respiro y fluyo.
  • Lleven las manos hacia los pies y tómense de los deditos. Pueden doblar un poco las rodillas si es necesario.
  • Traten de llevar el pecho sobre los muslos. Respiren varias veces en esta posición y cada vez que exhalen, procuren estirar un poco más las piernas sin llegar a sentir dolor o lastimarse repitiendo: Soy un río muy profundo.

Ahí las tienes, son 10 posturas de yoga que realmente beneficiarán tanto tus chiquilles como a ti. Además, si las practican un ratito mañana por la mañana, te aseguro que empezarán cualquier día con toda la actitud, felicidad y también con mucha paz interior.

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas