Es muy importante que tu hijo haga ejercicio mientras estudia desde casa

Loretta Chantiri

La pandemia de Covid-19 no cesa por lo que tanto los pequeños como los más grandes deberán seguir tomando clases y estudiando desde casa, cosa que, si bien los protege del virus, puede fomentar al sedentarismo, entre otros malos hábitos. De ahí la importancia de que tu hijo no deje de hacer ejercicio durante todo este periodo.

Ahora el ir a la escuela se ha convertido en levantarse un poco más tarde de lo habitual, ponerse ropa cómoda y abrir la computadora para atender la clase que corresponda tomar. Algo que no a muchos niños les ha hecho felices, aunque quizá algunos otros lo disfruten bastante.

Sea cual sea el caso, el hecho de estar en casa, y en específico ser niño o adolescente, puede implicar caer en dietas y rutinas poco saludables, todo debido a la poca actividad que genera el aprendizaje remoto.

Los pequeños y jóvenes ya no caminan ni suben escaleras hasta el salón de clases, no tienen áreas para correr y liberar toda su energía durante el recreo, y por supuesto que no hay fecha para saber cuando podrán regresar a los deportes escolares y actividades extracurriculares como fútbol, natación, taekwondo, etcétera; bueno, ya ni zapatos necesitan ponerse.

(Foto: Getty Images)

Juan Treviño, dietista de Edinburg CISD, dijo que el ejercicio diario es crucial durante el aprendizaje en casa, y enfatizó que la actividad física no siempre tiene que ocurrir afuera. Se trata solo de levantarse y moverse.

“Hay ejercicios en interiores que los estudiantes deben hacer. Alguna actividad, saltar la cuerda o caminar por la casa. Que hagan algo de ejercicio y no estén en la computadora todo el tiempo”.

Además, el experto en nutrición dejo claro que el hecho de hacer ejercicio en casa no solo beneficia a la salud física de los niños, sino también a la mental.

No solo ayuda con la parte física, también ayuda con la parte emocional de la pandemia. Con todo lo que está pasando, es un buen momento para que la familia salga de la casa, tenga conversaciones y se ría. En mi familia, es el momento en que apagamos la televisión y salimos a caminar y hablar”.

Otro punto que preocupa a Juan Treviño es el hecho de la nutrición la cual puede verse afectada por la educación a distancia. Esto principalmente en otros países donde los niños y jóvenes llevan dietas reguladas por las escuelas y el gobierno. Por ejemplo en Estados Unidos, el Departamento de Agricultura establece los estándares nutricionales para las comidas escolares en todo el país. Incluyen una porción de media taza de frutas y verduras con cada almuerzo, y en total cada uno debe tener al menos 550 calorías para las escuelas primarias, 600 para las escuelas intermedias y 750 para las escuelas preparatorias.

(Foto: Getty Images)

Posiblemente en México esto no sea un problema ya que la mayoría de los niños se nutren mucho mejor con la comida hecha en casa que con el lunch y la chatarra que pueden adquirir tanto dentro como fuera de la escuela.

No obstante, el dietista invita a todos los padres de familia a procurar más que nunca la alimentación de sus hijos con alimentos ricos en vitaminas y minerales, y poco grasosos.

“Espero que ellos (los padres) estén proporcionando una comida balanceada todos los días. Espero que tomen mejores decisiones sobre lo que compran en el supermercado. Sé que a muchos les gustan los Cheetos y cosas así, y que la comida chatarra está ahí para ellos, pero se trata de comer esas cosas con moderación”.

Como bien dice, tampoco se trata de privarlos de sus gustos y antojos, simplemente se debe regular su consumo para que no formen parte de su dieta de todos los días. Podrían comer una golosina como postre después de la comida, y llegado el viernes por la noche o el fin de semana pedir una pizza para cenar.

También es importante que los niños adquieran todos lo nutrientes necesarios. Por ejemplo, con el encierro la mayoría de las personas han carecido de vitamina D ya que la obtenemos principalmente del sol, sin embargo, se puede adquirir de otras fuentes como la leche y algunas verduras. Y en caso de que los padres quieran comprar suplementos vitamínicos para sus hijos, lo mejor será que consulten a su médico de confianza antes.

(Foto: Getty Images)

Como tal ya se acabó el verano, y aunque regresen las clases, básicamente toda esta temporada o semestre escolar en su formato, vamos a llamarlo “original”, esta completamente perdido así que tanto una buena alimentación, como la actividad física deberán ser imprecindibles en la rutina de tu hijo, porque como dijo el dietista…

“Si están en el interior y solo están comiendo y comiendo, podrían ponerse un poco gorditos, pero el ejercicio ayuda a usar algo de esa energía”.

Así que ya sea salir a caminar a la cuadra o la colonia, caminar en casa, jugar a la pelota, o hacer videos de entrenamientos por internet en la sala de estar, no olvides en hacer que tu peque se ejercite durante este periodo de clases desde casa.

Finalmente Treviño dijo que ahora es más importante que los padres tengan la intención de mantenerse activos y en forma. Esto para incentivar, inspirar o motivar a los niños a que ellos también lo hagan.

¿Qué actividad física pondrás a hacer a tu hijo durante los próximos meses escolares?

Con información de El Nuevo Heraldo.

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas