¡No eres tú! La ciencia confirma que cuidar de los hijos es más agotador que trabajar

Leilani Díaz

El trabajo de una mamá (o un papá), pocas veces es valorado como debería ser; incluso, cuando uno es pequeño puede llegar a ser poco agradecido y llama exagerados a sus padres. Pues ahora, la ciencia ha confirmado que cuidar de los hijos es más agotador que un empleo.

Resulta que un estudio de la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica, descubrió que el cuidado de los hijos es más gratificante y cansado que trabajar.

Para llegar a dichas conclusiones, los investigadores encuestaron a más de 2 000 padres de familia, de los cuales 1 de cada 10 admitió que cuidar a sus hijos compromete su propia salud física y emocional.

Además, 13% de los participantes en el estudio poseían altos niveles de agotamiento y sensación de incapacidad, principalmente las madres.

“Los padres en promedio están contentos en un 35% de sus actividades de cuidado infantil, en comparación con el 19% de sus actividades remuneradas. De hecho, el nivel de felicidad que experimentan cuidando a sus hijos es sólo un poco más bajo que el de su tiempo libre 41%” explicaron los científicos.

En ese sentido, la ciencia explica esto con el término de fatiga parental, una ramificación del síndrome de fatiga. Y aunque aún no se han logrado detectar las causas exactas, sí se sabe que está directamente relacionado con la sobrecarga cognitiva.

Algunos síntomas son pérdida de la memoria y la concentración; dolor de cabeza; dormir sin descansar; dolor en las articulaciones e incluso agotamiento extremo que puede durar hasta 24 horas.

 

Información de Mayo Clinic y CNBC.

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas