Cómo acondicionar un espacio de estudio en casa para tus hijos

Leilani Díaz

Estudiar en línea o pasar las tardes haciendo tarea, puede convertirse en todo un reto para tus hijos si lo realizan en cualquier rincón como la cama o el comedor, lo cual puede afectar su concentración y por supuesto, su rendimiento académico. Por eso, es importante saber cómo adecuar un espacio de estudio que les permita enfocarse en sus deberes.

Afortunadamente, hay varios trucos y consejos que puedes tomar en cuenta para aprovechar al máximo las dimensiones de tu casa sin necesidad de remodelar.

Para configurar el estudio perfecto, se pueden realizar algunos ajustes con los que lograrás crear un lugar cómodo, bien iluminado y silencioso; recuerda que leer en la oscuridad solo empeora la vista.

Iluminación del espacio de estudio

Entre más luz entre a una habitación, mejor será para estudiar. Al ver todos los detalles, números y letras en un papel, no se pierde el tiempo y los ojos no se atarán tan rápido.

El mejor tipo de luz es la natural; sin embargo, si en tu casa no entran tanto los rayos del Sol, puedes optar por lámparas colgantes y una lámpara de escritorio, de manera que ilumines el estudio de todas las formas posibles.

Te sugiero escoger focos con suficiente potencia para iluminar bien, pero en tonos suaves que no sean demasiado cegadores o cansen mucho los ojos por ser excesivamente brillantes o tenues (amarillos).

Unsplash

Escritorio

Te recomiendo buscar un escritorio donde haya suficiente espacio para escribir y trabajar; el tamaño ideal es el que quede entre la cintura y la caja torácica cuando tus hijos se sienten.

Si ya cuentas con un mueble de este tipo, es importante que lo mantengas limpio y ordenado. Un tip es colgar de la pared o poner en algún lugar del escritorio un calendario que sea visible; allí organizarán las tareas y materias por día de la semana para evitar olvidar cualquier pendiente.

Por otra parte, la silla debe ser lo suficientemente cómoda como para pasar algunas horas sentado allí durante el tiempo de estudio pero no tanto como para quedarse dormido.

El color del espacio de estudio, sí importa

Aunque no lo creas, el color de las paredes del espacio de estudio pueden afectar el estado de ánimo de los niños. Según la psicología del color, tonos como el rojo invitan a los sentimientos de pasión y acción, pero NO son la mejor opción para un estudio en casa porque ese lugar está dedicado a la concentración.

Lo mejor es que intentes que las paredes y decoración de tu espacio de estudio no sean de colores demasiado fuertes para lograr crear un ambiente efectivo que permita a tus peques ser más eficientes.

Pinterest Decopeques

Fuera ruidos

El ruido de la tele, el timbre del celular o los gritos de tus vecinos pueden ser serios distractores. Es importantísimo que intentes buscar entre los rincones de tu casa cuál es el lugar en el que se perciben en menor medida estos ruidos de fondo pues ese será el espacio de estudio ideal para tus hijos.

Además, recuérdale a los niños que a la hora de asistir a sus clases en línea o de hacer tarea, deben hacerlo sin celulares a la mano (a menos que sea muy necesario su uso).

Y por último, también es importante personalizar ese espacio de estudio acorde con los gustos y personalidad de tus peques. Claro, siempre y cuando no interfiera con su concentración como videojuegos o juguetes a la mano.

Pinterest ElMueble

Información de Homify y Architecture Digest.

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas