Trucos para mantener siempre ordenada tu cocina pequeña y evitar ruido visual

Pamela Rodríguez Ordaz

Cuando se trata de la limpieza del hogar uno de los lugares más complicados es la cocina, pues este espacio está en constante contacto con grasa, cochambre, restos de comida y muchos otros tipos de suciedad que la hacen lucir y oler mal, peor aún cuando es un espacio pequeño en el que cualquier cosa fuera de su lugar luce como un desastre, es por eso que hoy te daremos trucos para mantener siempre ordenada tu cocina pequeña y evitar ruido visual.

La cocina es mucho más que un espacio para cocinar, aquí también se reúne la familia y amigos, creamos momentos inolvidables y mucho más, es por eso que es muy importante mantenerlo como un espacio bonito y armonioso sin que nos cause angustia por tener que limpiar de día y de noche.

Una cocina pequeña nos limita en muchos aspectos, pues puede hacer que el tiradero se vea más exagerado de lo que realmente es, nos cuesta manipular y otras veces hasta tenemos que ingeniárnosla para no sufrir accidentes, pero eso no nos tiene que detener, podemos encontrar estrategias muy funcionales que además se vean bonitas para hacer de nuestra cocina un espacio agradable.

Mejora tus espacios con poco esfuerzo y dinero | Fuente: Pixabay

Trucos para mantener siempre ordenada tu cocina pequeña y evitar ruido visual

Puertas corredizas:

Será mucho más cómodo abrirlas y no nos quitarán tanto espacio al momento de abrirlas y las puertas no chocarán con otras partes de la cocina.

Almacenaje vertical:

Puedes crear un espacio de almacenaje vertical, es decir, poner ganchos y hasta repisas donde coloques cosas como trapos, platos, vasos y hasta electrodomésticos que no estés usando.

Mantén libre la encimera:

La encimera es un área fundamental para el aspecto estético de la cocina, y también puede acumular muchos gérmenes y bacterias que pueden contaminar nuestros alimentos, por eso es importante siempre limpiarla y recogerla al terminar de cocinar, no hace falta tallar demasiado, solo con un trapo con agua y jabón neutro bastará.

Herramientas de almacenaje:

Los cajones extraíbles que te ayudan a aprovechar el espacio, además de botes, separadores y hasta ganchos que se pueden poner dentro de la alacena y hasta en la encimera te dan una alternativa de almacenaje mucho más sútil, práctica y hasta bonita sin invertir demasiado.

Lavar los trastes:

Si le dedicas unos 20 minutos al día a esta labor todos los días o en cuanto termines de comer, evitarás malos olores, platos con comida pegada y hasta cucarachas, además, evitarás el ruido visual en la cocina y la acumulación de trastes que hacen más complicada esta tarea.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas