Truco con maicena para quitar manchas amarillas y de café de tus tazas blancas

Pamela Rodríguez Ordaz
maicena para quitar manchas de tazas blancas

El café es una de las bebidas más populares, hay personas que simplemente no pueden comenzar su día sin un poco de él, pero servirlo constantemente en nuestras tazas blancas puede hacer que se vayan manchando poco a poco, dejando antiestéticas marcas que dan la apariencia de estar sucias, es por eso que hoy te enseñaremos un truco con maicena para quitar manchas amarillas y de café de tus tazas blancas.

Las marcas de café o los visos amarillos no siempre tienen que ver con la limpieza, puede ser que ese líquido paso demasiado tiempo ahíi, estático, que lleva muchos años en contacto con la cafeína o que en su momento no se lavó bien y ahora, aunque talles y talles, esa marca no se va, pero no tienes que resignarte a que tus tazas se vean así, ni pasar vergüenzas con tus invitados, pues puedes eliminarlas sin necesidad de químicos peligrosos.

Pero no solo el café puede dejar estos desagradables rastros, el té también deja mancha si lo dejas por mucho tiempo en la taza sin enjuagarlo o no lavarlo bien al momento, así que lo mejor será evitar dejar estas bebidas ‘reposando’ por horas y horas en tus tazas blancas.

maicena para quitar manchas de tazas blancas

Olvídate de esas molestas manchas que hacen que tus tazas se vean sucias | Fuente: Pixabay

Truco con maicena para quitar manchas amarillas y de café de tus tazas blancas

Vas a necesitar:

  • Maicena
  • Jabón para trastes 
  • Vinagre blanco
  • Bicarbonato de sodio o sal de grano

Paso a paso:

  1. Deja la taza en remojo con agua caliente y un chorrito de vinagre blanco
  2. Cuando esté fría tira esa mezcla, puedes usarla para lavar otra cosa
  3. Vierte en la taza dos cucharadas de bicarbonato de sodio y un chorrito de vinagre, apenas para hacer una pasta
  4. Con ayuda de una esponja untala por todo el interior de la taza
  5. Espolvorea un poco de maicena para que se adhiera a la mezcla anterior 
  6. Cubre el interior con servilletas o toallas de papel húmedas con vinagre 
  7. Deja reposar toda la noche
  8. Lava como normalmente lo haces con agua y jabón

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas