Truco con bicarbonato para eliminar el moho y el mal olor de la cocina

Pamela Rodríguez Ordaz

La cocina es uno de los lugares de la casa donde más pasamos tiempo, aquí nos reunimos para compartir buenos momentos con la gente que amamos y hasta para disfrutar en soledad, sin embargo, la humedad, la baja luminosidad y la frecuente exposición a grasa y cochambre puede provocar que se desarrolle moho en este espacio, causando daños estéticos y de salud, es por eso que hoy te daremos un truco con bicarbonato para eliminar el moho y el mal olor de la cocina.

Evita que el moho se propague por tu cocina causando mal olor, manchas antiestéticas, problemas de salud y hasta daños estructurales con solo unos cuantos ingredientes que seguro tienes en casa.

De acuerdo con la página del gobierno de Nueva York, Estados Unidos, “la exposición al moho puede causar efectos sobre la salud en algunas personas”, estos son algunos de los síntomas más comunes por exposición al moho:

  • Congestión nasal y sinusitis
  • Irritación en los ojos que se traduce en ardor y ojos rojos y llorosos
  • Problemas respiratorios como el resuello y dificultades para respirar
  • Tos
  • Irritación en la garganta
  • Irritación en la piel que puede generar en sarpullido
  • Dolor de cabeza

Evita problemas de salud y daños estructurales | Foto: Unsplash

Truco con bicarbonato para eliminar el moho y el mal olor de la cocina 

Vas a necesitar: 

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 1 limón grande o 2 pequeños 
  • 1 taza de vinagre blanco o vinagre de limpieza
  • 1 taza de agua caliente 

Paso a paso:

  1. En un recipiente profundo (para que la reacción entre el bicarbonato y el vinagre no desparrame la mezcla) vierte el bicarbonato, luego el agua, y después el resto de los ingredientes 
  2. Mezcla muy bien hasta que tengas una solución y no una pastita 
  3. Vierte la mezcla en un bote con atomizador 
  4. Agita muy bien antes de usar
  5. Rocía la mezcla sobre el moho 
  6. Deja actuar de 10 a 15 minutos 
  7. Pasado este tiempo talla suavemente con un cepillito 
  8. Limpia el resto con un trapo limpio
  9. Ventila el área para que seque perfectamente 
  10. Utiliza esta solución una vez por semana y verás que los resultados son definitivos 

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas