Tip casero con maicena para quitar el óxido de tus muebles y decoraciones

Alejandra Chavarria
quitar el óxido

Una de las actividades que no debes olvidar cuando tienes un hogar es darle mantenimiento, casi todas las áreas necesitan de ello. Por eso, ahora te daremos un tip casero con maicena para quitar el óxido de tus muebles y decoraciones. Con el paso del tiempo, debido a la exposición a la humedad o a que no posee una buena protección, pueden aparecer estas manchas en los metales.

De acuerdo con el sitio especializado Bardahl, “El óxido es un fenómeno natural en los metales como el acero y el hierro, cuando se exponen a grandes cantidades de humedad. Esto genera una reacción química con el oxígeno y genera el oscurecimiento y daño”.

Quizá el mayor problema de esta presencia es que cuando se presenta el óxido, este puede acabar con el metal y provocar ciertos daños estructurales o incluso hacer que comiences a considerar tirar desde tus muebles para el baño hasta esas rejas del jardín.

En gran medida, una capa adecuada de pintura para proteger puede ser la mejor solución para que evites estos problemas; pero si ya has notado que algunas piezas metálicas comienzan a oscurecerse, es momento de emplear los remedios hechos en casa.

Sigue este tip casero con maicena para quitar el óxido de tus muebles y decoraciones, notarás la diferencia en instantes y no volverás a batallar con la aparición.

¿Cómo hacer el tip casero con maicena para quitar el óxido de tus muebles y decoraciones?

Consiste en una mezcla para la que solo necesitas ingredientes de cocina, por lo que no vas a gastar una fortuna en ello. Además, los resultados te dejarán muy sorprendida, pues funciona a la perfección:

Materiales:

  • 300ml de vinagre blanco
  • Dos cucharadas de fécula de maiz
  • Aceite de cocina

Paso a paso para hacer tu preparación:

  1. Disuelve la maicena en el vinagre blanco en un recipiente y pon la mezcla a fuego lento, hasta conseguir la consistencia de una papilla
  2. Añade un poco de aceite y mezcla, deja que se enfríe
  3. Aplica la mezcla sobre la pieza oxidada, debes dejar reposar toda la noche
  4. Enjuaga con abundante agua y pasa el cepillo sobre el objeto
  5. Al final, seca bien las piezas oxidadas y agrega lubricante para protegerla ante una posible nueva aparición de óxido

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria