Sencillo método para limpiar manchas de hollín de la pared sin tener que pintar

Pamela Rodríguez Ordaz
limpiar manchas de hollín

Limpiar hollín puede ser una tarea ardua y complicada, sin embargo, es muy importante eliminar estos residuos debido a que pueden ser muy perjudiciales para la salud, además de antiestéticos, aunque deshacernos de estas partículas de carbono no se parece a ninguna otra tarea de la limpieza del hogar, es por eso que hoy te enseñaremos este sencillo método para limpiar manchas de hollín de la pared sin tener que pintar

El hollín puede causar daños en el aparato respiratorio, además, las partículas son las pequeñitas que pueden pasar a través de los alvéolos en los pulmones y entrar en nuestra sangre.

Puede que creas que por no usar chimenea en casa no tendrás este problema, pero las barbacoas, boilers y canitas asadas sin una ventilación adecuada también pueden hacer un gran lío de hollín.

limpiar manchas de hollín

Estas manchas atacan sobre todo a los techos de las cocinas | Foto: Freepik

Sencillo método para limpiar manchas de hollín de la pared sin tener que pintar 

  1. Abre las ventanas y puertas, también puedes usar una mascarilla, pues el hollín es peligroso para la salud si se inhala por mucho tiempo
  2. Abre los ductos de ventilación o enciende los ventiladores para eliminar la mayor cantidad de partículas de hollín posibles 
  3. Protege tus ojos con lentes, tus manos con guantes, usa manga larga, un cubrebocas y hasta un delantal
  4. Cuida las herramientas con las que limpiarás el hollín, las esponjas comunes harán que el carbono entre más en la pared dejando una horrible mancha casi imposible de quitar
  5. Hay esponjas especiales de limpieza en seco hechas de caucho vulcanizado que absorben los residuos 
  6. Limpia de izquierda a derecha con movimientos descendentes haciendo presión contra la pared con tu esponja especial 
  7. Debes pasar la esponja para quitar la mayor cantidad de hollín sin restregarla
  8. Cambia de lado de la esponja cada vez que se sature de hollín, pero no debes enjuagarla con agua o no podrás volverla a usar en la pared
  9. Puedes recortar los lados saturados de hollín de la esponja para seguir limpiando, recuerda hacerlo hacia un solo sentido de arriba a abajo
  10. Una vez que has limpiado todo el hollín superficial es momento de quitar las manchas más pequeñas usando una esponja común y desengrasante, limpiador cítrico o jabón para trastes antigrasa 
  11. Mezcla el limpiador que hayas elegido con agua
  12. Sumerge una esponja común en tu mezcla y exprime el exceso 
  13. Limpia toda la superficie, esta vez no importa la técnica o dirección, pues el hollín peligroso para tu pared ya se habrá ido 
  14. Una vez que hayas terminado de limpiar, humedece una esponja pero solo con agua para retirar los excesos de jabón
  15. Seca con un trapo de microfibra o de algodón

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas