Qué residuos no tirar a las bolsas para evitar el ‘caldito’ que sale de la basura

Belem Capetillo
que residuos no tirar a bolsas

Cuando una persona en su hogar saca la bolsa de basura, puede notar que chorrea un jugo maloliente y, aunque es completamente natural, se trata de un fenómeno que podemos evitar. Descubre qué residuos no tirar a la basura.

Se llaman líquidos lixiviados y pueden contaminar el medio ambiente. Cuando la basura llega al relleno sanitario, se dispone de un sistema para procesar y transformar en agua estos líquidos, sin embargo, no se trata de un agua potable.

Por eso es que puedes empezar por colocar periódico en el fondo del bote de basura orgánica, pues, además de eliminar el mal olor, absorberá cualquier filtración de este tipo de jugos.  

que no tirar a basura

Los líquidos lixiviados son tóxicos | Foto: Pixabay

¿Qué residuos no tirar a la basura?

Muchos de los residuos orgánicos de tu hogar pueden tener una segunda vida y así evitar que vayan directo a la basura y aparezcan los lixiviados. La cáscara de mango, por ejemplo, puede convertirse en un buen fertilizante para tus plantas.

Y es que estos líquidos, de aspecto desagradable, denso y color negro o amarillo, no son ni solubles, ni combustibles ni biodegradables. Así que hay que hacer algo para reducir su aparición.

que son liquidos lixiviados

Separa la basura y evita tirar productos aún con líquidos | Foto: Pixabay

Los restos de comida, las cáscaras de fruta, el cascarón de huevo, el pan, las tortillas y los productos lácteos puedes utilizarlos para hacer composta.  Y los jugos que se desprenden de estos residuos, van directo a la tierra y no se convierten en lixiviados.

Pero también pueden generarse a partir de residuos inorgánicos. Y esto pasa con muchísima frecuencia. Cuando este tipo de basura contiene líquidos o entra en contacto con el agua de lluvia, varía en grados de toxicidad.

que es jugo maloliente que escurre de bolsas de basura

Evita dejar la basura donde pueda mojarse | Foto: Pexels

Los lixiviados suelen contener nitrógeno, hierro, cloruros, fenoles y manganeso. También metales pesados, pesticidas o solventes. Por eso es que es clave que procuremos que la basura inorgánica llegue hasta el bote libre de líquidos.

Eventualmente, parte de la solución estará también en reciclar solo aquello que no podamos rechazar, reducir o reutilizar. La idea es ir moviéndonos, poco a poco, a un estilo de vida zero waste.

Un mundo limpio comienza en un hogar limpio. Así que deshazte de los residuos, pero de forma correcta.

***

No te pierdas el mejor contenido de Viviendo en Casa en YouTube.

Escrito por
Belem Capetillo

Relacionadas