¿Qué pasa cuando le pones agua a un sartén caliente? ¡NUNCA lo hagas!

Pamela Rodríguez Ordaz
qué pasa cuando le pones agua a un sartén caliente

Los sartenes son una de las herramientas más importantes y que nunca pueden faltar en nuestra cocina, hay de muchos tipos, tamaños, materiales e incluso nosotros mismos le asignamos una tarea diferente a cada uno, pero por más fuertes y resistentes que parezcan, si no tenemos cuidado podemos arruinarlos a corto o mediano plazo con nuestros malos hábitos, es por eso que hoy te diremos qué pasa cuando le pones agua a un sartén caliente ¡NUNCA lo hagas!

Como en la gran mayoría de cosas, los sartenes vienen por calidades y precios, sin embargo, los buenos pueden ser bastante costosos, por lo que nos resulta muy frustrante que se arruinen en apenas unos meses cuando deberían durarnos por años y años, esto casi siempre se debe a que no les tenemos el cuidado necesario, pues, aunque es mucho más fácil quitar los restos de comida de su superficie cuando sigue caliente, lavarlos justo después de usarlos es un grave error.

Ya sea que lo hagas por costumbre, para dejar todo limpio en cuanto terminas de cocinar, para evitar accidentes quitándole lo caliente a los utensilios o simplemente lo haces por practicidad para que la comida se quite más fácil, esta práctica es muy común y arruina más sartenes de lo que crees.

qué pasa cuando le pones agua a un sartén caliente

Puedes dañar tus sartenes para siempre | Foto: Pexels

¿Qué pasa cuando le pones agua a un sartén caliente? ¡NUNCA lo hagas!

Los expertos de All-Clad y Calphalon le dijeron a la edición norteamericana del Huffington Post que colocar un sartén caliente bajo el agua mucho más fría produce un choque térmico que puede arruinar tu sartén en ese momento o a corto o mediano plazo.

Este choque térmico causa deformaciones en el sartén que no le permiten asentarse correctamente sobre la superficie de la estufa, generando puntos calientes y fríos que no cocinan de forma uniforme los alimentos.

Además, los metales de los sartenes se expanden ligeramente cuando se calientan y regresan naturalmente a su tamaño cuando se enfrían, pero si no le permitimos enfriarse lentamente no solo podemos provocar que se deformen, también que se agrieten, sobre todo cuando son más delgados y, entre más repitamos este procedimiento, más riesgo corremos de que sea permanente y queden arruinados sin remedio alguno.

“Si la sartén se enfría poco a poco, recuperará su tamaño original sin problemas. A veces la deformación es temporal y la sartén recupera su forma a medida que se enfría, sobre todo si la sartén es resistente. En otros casos, la deformación es permanente, sobre todo si está hecha con un material más fino. Sin embargo, el riesgo que supone meter sartenes calientes bajo agua fría afecta a todas las sartenes”, explicó Philicia Frasson, directora de producto de la empresa All-Clad, al citado medio.

Cómo lavar los sartenes correctamente 

  • Los utensilios de acero inoxidable se deben enfriar gradualmente antes de ponerlos en el fregadero 
  • Unos minutos después ya pueden lavarse con agua, jabón y una esponja 
  • Si la mancha es difícil, puedes dejar que el sartén se enfríe, después añadir agua y bicarbonato y poner a calentar mientras rascas con una cucharada de madera 
  • Los sartenes con antiadherentes deben lavarse con jabón líquido y una esponja poco abrasiva 
  • Para manchas difíciles usa agua caliente y jabón
  • No uses cloro en estos artículos 
  • No uses limpiadores abrasivos en los sartenes con antiadherente 
  • Para los sartenes de hierro fundido no se recomienda usar jabón, pues elimina el aceite que elimina este material
  • Los sartenes de hierro fundido se pueden lavar con un cepillo y agua caliente, además de secarlos después para que no se oxiden

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas