¿Qué hacer si la llama de tu estufa es amarilla? Cuidado, podría ser peligroso

Alejandra Chavarria

Cuando se trata de limpieza del hogar y de verificar que todo se encuentre en orden en las diversas áreas, es fundamental que compruebes algunos detalles también en la cocina. ¿Cómo cuáles? Quizá uno de los más importantes es el color de la llama de tu estufa.

Y es que el color que emite esta llama te permitirá saber si está dándole un mantenimiento adecuado a tu mobiliario y utensilios. Seguramente ya te pasó que notaste que el fuego dejó de ser azul y pasó a ser una flama amarilla o naranja; sin duda esta es una evidente señal de alerta.

El color de la llama de tu estufa siempre debe mantenerse en tono azul para garantizar que estás obteniendo los beneficios de este electrodoméstico que te ayudará en la preparación de toda clase de platillos. Pero antes, debes cerciorarte de que está funcionando de manera correcta.

Foto: Pexels

Antes de que comiences a considerar cambiar tu estufa o que sigas pagando demasiado por el gas, te recomendamos que conozcas las verdaderas razones por las que la flama de la estufa se pone amarilla.

Estas son algunas razones por las que la flama cambia su color

Quizá creas que al emitir esta flama amarilla o naranja podría ser producto de una mayor propagación de calor; sin embargo, significa todo lo contrario. De acuerdo con los expertos, indican que este color se presenta cuando hay demasiado gas y poco aire en la combustión.

¿Qué quiere decir esto? En conceptos que todos podemos entender; esto quiere decir que gran parte del gas que se está utilizando en realidad se está desperdiciando; así que debes poner manos a la obra antes de que pueda suceder un accidente o que tu cuenta de gas siga aumentando.

Foto: Pexels

¿Qué puedo hacer para evitar la flama amarilla?

Los expertos de Sanicentro indican que para tener un mejor funcionamiento de este electrodoméstico es recomendable limpiar la ceniza u hollín que podría estar acumulada en la zona. Ahora bien, si esto no funciona, habrá que tomar medidas que quizá requieran una pequeña inversión.

La segunda razón por la que ocurre esto se debe a que quizá alguna sustancia está obstruyendo el quemador o la salida de gas  -quizá por defecto de fábrica hay algún daño- ; e incluso con el uso se comenzó a deformar. Para solucionar eso, debes reemplazar tu quemador.

Lo recomendable es que la llama de tu estufa sea azul, por lo que en cuanto notes un cambio de color debes recurrir a una limpieza, una compra de quemadores o llamar de inmediato a un experto para evitar estas filtraciones peligrosas.

 

***

 

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas