¿Qué es la masa madre y por qué es mejor que la convencional?

Loretta Chantiri

Si nunca haz escuchado acerca de la masa madre, debes saber que este tipo de masa utilizada para la elaboración de pan es mucho mejor y más saludable que la masa convencional. ¿Quieres saber por qué?

El mundo de la panadería, tanto el industrial como el artesanal, usa ‘n’ cantidad de productos para la elaboración de sus alimentos, pero pocos son los que usan masa madre en sus recetas. Esta última es bastante especial ya que añade un sabor realmente único y hace que comer un simple bolillo sea una experiencia totalmente diferente en distintos aspectos.

Muchos panaderos considera a la masa madre como un “componente emocional” dentro del oficio de la elaboración de pan, pues una vez más, no es del todo convencional y en parte se debe a que su elaboración, aunque sencilla, es bastante tardada.

¿Qué es la masa madre?

(Foto: Freepik)

La masa madre es un fermento compuesto por harina y agua, la cual no contiene levadura añadida, sino que con el largo proceso de fermentación, las bacterias y levadura natural de la misma masa son las responsables de hacer toda la magia.

Su fermentación es realmente tardada, y de hecho, es tan prolongada que se logra procesar todos lo nutrientes de la harina dando como resultado un sabor mucho más natural, sabroso, y lo mejor de todo, más saludable.

En sí, podríamos decir que el verdadero sabor del pan blanco, ya sea de caja, bolillos, teleras y demás, solo se podría experimentar a través de una pieza de pan elaborada con masa madre.

Por lo general los panes industriales y de panaderías comerciales se preparan con levaduras químicas por lo que el proceso de fermentación llega a ser de dos horas, mientras que la masa madre tarda hasta cinco días en fermentarse.

¿Cómo diferenciar un pan hecho con masa madre de uno convencional?

Un pan hecho con masa madre se distingue por ser mucho más ligero para el cuerpo; es más fácil de digerir. Además, su sabor es menos ácido y más rico, son sumamente esponjosos por dentro y más crujientes por fuera. Como tal, un pan totalmente artesanal.

Ahora que ya sabes algunos de los puntos importantes de la masa madre podrías aventurarte a prepararla para elaborar tus propios panes artesanales. Tan solo necesitas 100 gramos de harina, agua y mucha paciencia pues como ya te mencionamos, su proceso de fermentación es demasiado lento.

Eso sí, el sabor de tus bolillos, los cuales puedes aprender a hacer si das click aquí, será excepcional.

***

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas