¿Por qué salen las chinches de cama y cuándo? Esto las llevó a tu casa

Pamela Rodríguez Ordaz
Por qué salen las chinches de cama

Las chinches son una de las plagas muy odiadas debido a que son muy molestas, se reproducen muy rápido y es muy difícil deshacerse de ellas, sobre todo porque mucha gente cree que su aparición se debe a factores ajenos a su naturaleza, es por eso que hoy resolveremos por qué salen las chinches de cama y cuándo.

Estos insectos anidan en la cama o muy cerca de ella, pues en las noches salen a comer extrayendo la sangre de los humanos o los animales que estén cerca, provocando molestas picaduras.

Las picaduras de las chinches se suelen distinguir de las de otros insectos porque se presentan en grupo o dispuestas en línea, principalmente en los brazos, las manos, la cara y el cuello. Las lesiones más comunes incluyen ronchas mayores a un 1 centímetro, acompañadas de picor e inflamación que usualmente tiene una mancha más roja en el centro.

¿Por qué salen las chinches de cama y cuándo? Esto las llevó a tu casa

Las chinches son insectos que viven muy cómodamente en las camas entre las sábanas, cobijas, las almohadas, las etiquetas y orillitas del colchón, pican mientras estamos dormidos provocando ronchas y reacciones alérgicas, sin embargo, contrario a lo que muchas personas creen, su aparición no tiene nada que ver con la suciedad ni la acumulación.

Cuando viajamos hay una posibilidad de que una chinche o varias viajen en nuestra ropa, zapatos, bolsas o maletas, están distribuidas por todo el mundo y el turismo es una manera en la que sobreviven, de hecho, los hoteles, aún los de 5 estrellas, sufren de estas plagas a menudo, pues mientras un huésped las instala en una cama, otro huésped se las lleva a su casa. 

Estos insectos son muy difíciles de erradicar | Fuente: Instagram @productosyacayo

Las chinches viven en las camas entre las sábanas, cobijas, las almohadas, las etiquetas y orillitas del colchón, alrededor de la cama en la base del colchón, grietas, la cabecera y costuras. Si la infestación es grave también se pueden encontrar en tuberías, sillones, sillas, cortinas, rinconcitos de cajones, tomas eléctricas, en tapices, decoraciones en la pared, etc. Además de maletas, bolsas, libros, cajas, marcos y grietas en la pared.

Lo que atrae a las chinches es el dióxido de carbono (CO2) que está en el aliento y en el calor de nuestros cuerpos, además, estos parásitos, así como los mosquitos, son capaces de detectar cientos de químicos que emitimos, así que solo basta con estar vivos para atraerlas, así que no son para nada parecidas a las ratas o a las cucarachas que necesitan de la suciedad, estos bichos solo requieren de sangre para vivir, así que pueden aparecer en cualquier ambiente.

¿Cómo identificar su presencia?

Algunos de los signos que te alertarán de su presencia son pequeñas manchas oscuras en las costura del colchón, pliegues de las almohadas y alrededores, pues dejan sus heces cerca de donde habitan, manchitas rojizas, pues puedes aplastarlas por accidente mientras duermen y dejan su sangre,  sus exoesqueletos vacíos, pues cambian de piel varias veces antes de ser adultas, y, en casos de invasiones más grandes se percibe un olor fétido y dulzón proveniente de sus excrementos.

Eliminar chinches

Recuerda que eliminar las chinches por completo no es cosa fácil, pues requiere de mucha paciencia, constancia y de ser muy meticulosos con las medidas que tomamos contra ellas. No hay nada mejor para combatirlas que las altas temperaturas, desde lavar nuestra ropa, incluida la de cama, con agua muy caliente, secar con vapor caliente y limpiar el colchón con algunos remedios químicos y vapor muy caliente. 

Cuando viajes o vayas a dormir en una habitación que no es la tuya realiza una revisión para asegurarte de que no hay chinches, si detectas su presencia avisa de inmediato a los encargados.

Además, por seguridad, siempre es mejor lavar tu ropa de viaje con agua caliente y rociar un poco de alcohol isopropílico en tu maleta y zapatos.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas