Poderoso desengrasante casero con limón y vinagre: Desinfecta y arranca la grasa más pegada

Pamela Rodríguez Ordaz

Cuando se trata de la limpieza del hogar sacamos todo nuestro arsenal de productos químicos que compramos en el súper para atacar cada problema, sin embargo, hay remedios naturales súper poderosos que pueden hacernos las tareas de limpieza muchop más sencillas, como este poderoso desengrasante casero con limón y vinagre: Desinfecta y arranca la grasa más pegada.

Este remedio es súper rendidor, con solo algunos ingredientes puedes lograr mucho producto que te ayudará a eliminar la grasa, bacterias, malos olores y hasta hongos y moho, por lo que podrás usarlo desde la cocina, los trastes, el piso, hasta el baño y el fregadero, así que si quieres tener un increíble y eficaz limpiador multiusos, este es la respuesta.

Algunos beneficios del limón para la limpieza son:

  • Elimina bacterias y manchas difíciles
  • Es un increíble blanqueador, puedes usarlo desde la ropa hasta los trastes 
  • Sus compuestos regulan la acidez y favorecen la eliminación de grasa 
  • Elimina los malos olores 
  • De acuerdo con expertos de la UNAM, la mezcla de jugo de limón con jabón hace una poderosa solución para lavar los trastes debido a que el agua de nuestro país tiene minerales como magnesio y calcio que hacen una buena combinación de limpieza
  • El limón y el jabón neutralizan las sales del agua y refuerza las propiedades del jabón
  • Este fruto cambia el pH de las células bacterianas y crea un entorno donde no pueden sobrevivir 

Un limpiador súper eficaz y rendidor | Fuente: Pexels

Poderoso desengrasante casero con limón y vinagre: Desinfecta y arranca la grasa más pegada

Vas a necesitar:

  • Agua 
  • Cáscaras de 5 limones
  • 2 cucharadas de sal
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 150 ml de vinagre blanco
  • 1 taza de jabón para trastes

Paso a paso:

  1. Pon a hervir un litro de agua 
  2. Agrega las cáscaras de limones, no tienes que pelarlos, puede ser las cáscaras que te quedaron después de hacer agua o de la comida
  3. Añade la sal y el bicarbonato de sodio y revuelve muy bien con una cuchara 
  4. Deja al fuego hasta que el agua cambie de color 
  5. Apaga el fuego y deja que se enfríe un poco 
  6. Cuela tu mezcla, solo necesitarás el líquido resultante, puedes deshacerte de las cáscaras hervidas
  7. Agrega el vinagre y la taza de jabón para trastes a tu mezcla 
  8. Añade otro litro de agua a la mezcla y revuelve bien
  9. Con ayuda de un embudo rellena algunas botellas limpias que hayas reciclado 

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas