Cómo hacer en casa

La regla del 50/20/30, el truco de finanzas para ahorrar y afrontar la cuesta de enero

Enero siempre es un mes difícil para todos, después de los gastos en regalos, cenas,...

Pamela Rodríguez Ordaz

| Fuente: Pixabay

Enero siempre es un mes difícil para todos, después de los gastos en regalos, cenas, ropa para las reuniones, renovación del seguro del auto, tenencia, servicios, regreso a clases y mucho más nos puede dejar con serias complicaciones financieras, pero si el ahorro parece algo muy complicado y hasta imposible para ti, hoy te revelaremos la regla del 50/20/30, el truco de finanzas para ahorrar y afrontar la cuesta de enero.

Parece que somos expertos en dividir nuestros ingresos, pero al final no vemos ni un peso de ese dinero, ni para ahorros o pagos de deudas, se va como agua entre los dedos, pero esta técnica es muy sencilla, pues es muy clara con lo que debes hacer.

Este método fue popularizado por la senadora estadounidense Elizabeth Warren en el libro ‘All Your Worth: The Ultimate Lifetime Money Plan’ y aunque sabemos que no siempre puede aplicarse debido a que el coste de vida cada vez es más alto, nos ayuda a ser conscientes de nuestros ingresos y gastos por categoría y ajustarlos a nuestras necesidades, es decir, si gastas más dinero en ocio o en gastos hormiga que en otras actividades necesarias, puedes hacer un reajuste.

La regla del 50/20/30

| Fuente: Pexels

La regla del 50/20/30, el truco de finanzas para ahorrar y afrontar la cuesta de enero

Esta técnica es de lo más sencilla, propone dividir nuestro presupuesto en tres categorías para lograr ahorrar dinero y hacer ajustes si las cuentas no nos dan a final de mes.

“Con la regla del ahorro 50/30/20 se cambia el orden de los términos, de manera que a los ingresos se le resta el ahorro, quedando la operación matemática siguiente: ingresos – ahorro = gastos”, explican los expertos de BBVA, según recoge el diario El Español.

Esta técnica de ahorro es infalible a largo plazo, además, nos ayuda a garantizar que se tengan bien cubiertas las necesidades y ordenadas las prioridades. Al principio puede que no notes los beneficios, es un truco lento, pero seguro, y, en casos extraordinarios, puedes hacer un ajuste de prioridades, siempre dando la preferencia a las necesidades básicas.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos: