Cómo hacer en casa

La razón por la que deberías hornear tu pavo navideño al revés y cómo hacerlo

El pavo es uno de los platillos clásicos de las fiestas de fin de año,...

Pamela Rodríguez Ordaz

Deberías hornear el pavo al revés
La razón por la que deberías hornear tu pavo navideño al revés | Foto: Freepik

El pavo es uno de los platillos clásicos de las fiestas de fin de año, hay muchas recetas y formas de prepararlo para que se ajuste a nuestros gustos, sin embargo, hay algunos secretos que te pueden servir sea cual sea la receta que elijas para que quede jugoso y tierno, es por eso que hoy te revelaremos la razón por la que deberías hornear tu pavo navideño al revés y cómo hacerlo.

Estamos acostumbrados a meter el pavo al horno de una forma muy específica, pero los expertos recomiendan asar u hornear el pavo al revés para que quede más llena de sabor, pues los métodos tradicionales podrían cocinar demasiado la pechuga y dejarla seca, pero al hacerlo al revés garantizamos que eso no ocurra.

Cuando cocinamos nuestro pavo al revés, es decir, con la pechuga hacia abajo, la carne se cocina más rápido y los jugos se escurren hacia abajo, por lo que la pechuga queda mucho más jugosa y llena de sabor.

Eso sí, debes tener cuidado de que tu ave no pese demasiado y dejarla adentro por el tiempo perfecto. Aunque puede parecer muy intimidante darle la vuelta al pavo a mitad del asado, debe hacerse con mucho cuidado, solo debes reunir las herramientas necesarias.

Para que la piel del pavo no se rompa, recarga el pavo sobre pan con mantequilla en lugar de la rejilla, este servirá como un cojín para que la piel no se pegue.

Deberías hornear el pavo al revés

El resultado te encantará | Foto: Freepik

Cómo cocinar el pavo al revés

  1. Marina tu pavo antes de cocinarlo, puede ser solo con sal y pimienta o con otros ingredientes, recuerda descongelar el pavo desde días antes
  2. Si optaste por salpimentar al pavo desde días antes, quítale los excesos con toallas de papel y no vuelvas a sazonarlo o quedará salado
  3. Mete las alas debajo del pavo y ata los muslos con hilo de cocina para asegurarte de que no estorben cuando voltees el pavo, esto también ayudará a que se cocine más parejito
  4. Deja reposar tu pavo a temperatura ambiente durante una hora
  5. Cubre la base para hornear con tu pan con mantequilla para que la piel no se pegue y le puedas dar la vuelta, además, la mantequilla se derretirá y le dará un delicioso sabor extra
  6. Recorta el pan del largo de la pechuga, luego corta por la mitad de forma horizontal 
  7. Unta la mantequilla por los lados cortados del pan y ponlos uno al lado del otro a lo largo con los lados con mantequilla hacia arriba en una rejilla de alambre en forma de V
  8. Pon el pavo con la pechuga hacia abajo sobre el pan con mantequilla, asegúrate de que la pechuga quede bien puesta sobre el pan
  9. Deja que el pavo en el horno precalentado por 45 minutos
  10. Para darle la vuelta puede que necesites ayuda, solo necesitas guantes de cocina y una cuchara de madera, coloca la cuchara dentro de la cavidad del pavo para hacer palanca y con cuidado voltea el pavo
  11. Agrega caldo de pavo o de pollo al recipiente donde se está horneando el pavo y regresalo al horno
  12. Vierte los jugos sobre el pavo cada 20 minutos 
  13. Deja el pavo cocinando por dos horas más 
  14. Apaga el horno y deja tu pavo descansar por 30 minutos antes de cortarlo
  15. Puedes usar los jugos resultantes para una salsa para glasear el pavo

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos: