¿Qué hacer para que no me salpique aceite al freír?

Loretta Chantiri
freír aceite cocina

Freír cualquier cosa es uno de esos deportes extremos de la cocina que pocas personas entienden puesto que es todo un reto evitar que salpique aceite y es aún más complicado aguantarse las quemadas que este puede causar.

Cualquiera que haya hecho unos huevos estrellados o una papas fritas en playera de manga corta o sin mangas entenderá de qué estoy hablando y es que como tal, la acción de freír, aunque nos permite crear deliciosos platillos, puede ser algo bastante riesgoso si no se hace de manera adecuada.

La buena noticia es que se pueden evitar las molestas y algo dolorosas salpicaduras de aceite hirviendo con unos consejos bastante sencillos que se basan en pura química.

Esto porque la mayoría de las veces que brinca aceite es debido a que se encuentran partículas de agua que reaccionan de manera violenta al entrar en contacto con el aceite caliente.

Es por eso también que hay que tener cuidado cuando se incendia un recipiente con aceite que tengamos al fuego. Jamás hay que intentar apagar esas llamas con agua, ya que podríamos provocar una gran explosión.

freír comida salpique aceite

(Foto: Pixabay)

Consejos para evitar que salpique el aceite al freír

  1. Si estas por freír un alimento que estuvo en el congelador, asegúrate de que primero se descongele por completo y después retira el exceso de agua con un papel absorbente o servilletas.
  2. Agrega un poco de sal al aceite en el momento que empieza a hervir. Este condimento puede atrapar pequeñas partículas de agua llevándolas al fondo del sartén u olla.
  3. Prueba añadiendo un poco de harina al sartén u olla. Esto también puede ayudar a absorber el líquido que navegue entre el aceite evitando la reacción química y que se produzca una salpicadura.
  4. Asegúrate de secar muy bien tu sartén u olla antes de usarlo y siempre deja que primero se calienten un poco para asegurarte de que no haya ningún rastro de agua u otro líquido que pueda provocar que salpique el aceite al freír.
  5. Si vas a freír alimentos altos en agua como las papas naturales, primero sécalos un poco con una servilleta absorbente para retirar el exceso de líquido. Después viértelos al aceite antes de que llegue a su punto de ebullición, esto evitará que la reacción sea demasiado explosiva, y por supuesto, siempre ten mucho cuidado.

Freír nos permite cocinar platillos bastante sabrosos, y podríamos decir que lo frito forma parte importante de la gastronomía mexicana.

Sin embargo, es una acción que implica riesgo por lo que siempre se debe hacer con extrema precaución ya que una quemadura de aceite no solo es dolorosa, sino que puede resultar en una herida realmente grave y dejar una terrible cicatriz.

¿Alguna vez te has quemado con aceite al freír?

***

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas