Cómo son los huevos de las chinches de cama y dónde los ponen: Aprende a eliminarlos

Pamela Rodríguez Ordaz
Huevos de chinches de cama

Las chinches son una de las plagas más odiadas, no por su anatomía, tamaño o gérmenes, sino por lo complicado que resulta deshacerse de ellas, sobre todo porque sus huevecillos, a pesar de ser diminutos, son muy resistentes y pocos insecticidas puedes pasar del cascarón, es por eso que hoy te diremos cómo son los huevos de las chinches de cama y dónde los ponen: Aprende a eliminarlos.

De acuerdo con la doctora Dini Miller, entre más coma una chinche hembra, más huevecillos puede poner, es decir, alimentándose una vez por semana, puede producir entre 5 y 20 huevos, aunque esto es muy poco común y seguramente producirá menos.

Tal como indica la investigación de la doctora Miller, las chinches pueden poner unos 113 huevecillos durante su vida, en promedio.

Una vez que las chinches se han alimentado con la sangre de algún mamífero, regresan a su escondite para aparearse, en particular, es un comportamiento muy marcado en los machos, según la experta.

Cómo son los huevos de las chinches de cama y dónde los ponen: Aprende a eliminarlos

Los huevos de las chinches son aperlados y un poco alargados, como un pequeñísimo grano de arroz de poco más de un milímetro de largo y pueden estar solos o en grupos.

Las hembras pueden adherir estos huevos en las superficies y quedarse ahí hasta eclosionar, así que pueden encontrarse “en algún borde o en una pequeña rendija. También pueden encontrarse en el piso, si es que por alguna razón se caen”, explica la entomóloga urbana Jody Green, de la University of Nebraska-Lincoln.

Huevos de chinches de cama

Evita que esta plaga se propague por toda tu habitación y hasta en el clóset | Foto: Pinterest

Es muy difícil que se caigan del lugar en el que están pegados, además, según Miller, con condiciones óptimas el 97% de los huevos de chinche eclosionan y es muy difícil eliminarlos, pues la mayoría de insecticidas que podemos encontrar en el mercado no pueden penetrar el cascarón.

Otros remedios como la tierra de diatomeas, aunque puede eliminar plagas tan resistentes como las cucarachas, solo tiene efecto en las chinches adultas y en las ninfas, pero no en los huevos.

Entonces… ¿Cómo podemos eliminar a los huevecillos?

Con la aspiradora 

Pasar la aspiradora es uno de los mejores remedios, pues de esta forma garantizas que los huevos se despeguen de las superficies.

  1. Aspira los lugares de más alto riesgo de infestación, suelen encontrarse entre las sábanas, cobijas, las almohadas, las etiquetas y orillitas del colchón, alrededor de la cama en la base del colchón, grietas, la cabecera y costuras. Si la infestación es también se pueden encontrar en sillones, sillas, cortinas, rinconcitos de cajones, tomas eléctricas, en tapices, decoraciones en la pared, etc. Además de maletas, bolsas, libros, cajas, marcos y grietas en la pared.
  2. Retira la bolsa de la aspiradora inmediatamente después de su uso, pues ahí estarán los huevecillos de chinche, las adultas y las inmaduras
  3. Descarta el contenido en una bolsa sellada y fuera del hogar

Temperatura

Las temperaturas por encima de los 60°C o debajo de los 0°C son mortales para las chinches, además, entre más bajas son las temperaturas, más tiempo les llevará a los huevos eclosionar, la temperatura óptima es de 22°C.

  1. Lava la ropa de cama y tus prendas que pudieron estar expuestas con agua caliente y sécalas a altas temperaturas por al menos 30 minutos para asegurarnos de que no quede ningún sobreviviente 
  2. Rocía en las áreas afectadas o donde creas que se pueden esconder más huevos un controlador de plagas o producto nebulizador indicado para matar a estos insectos parásito 
  3. Tienes que actuar muy rápido, en cuando te percates de la presencia de estos insectos comienza a tratar el problema antes de que se salga de control 
  4. Aún después de todo este proceso sigue controlando las áreas afectadas, puedes usar un aparato de vapor o hasta el vapor de la plancha de ropa bien caliente para asegurarte de que no regresen 
  5. Las cosas que no puedas meter en la lavadora las puedes guardar en una bolsa de plástico y meterlas al congelador por unas 48 horas.
  6. Si todo esto no da resultado y sigue empeorando de forma progresiva luego de 6 semanas de realizar todo este proceso, tendrás que llamar a un profesional

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas