¿Cómo quitar manchas de sangre en ropa blanca o de color sin esfuerzo?

Leilani Díaz

¿Sabías que cada segundo se entierra o quema una cantidad de textiles equivalente a un camión de basura? La ropa que usamos puede contaminar muchísimo, sobre todo si la pasamos tirándola a los desechos cuando la vemos sucia cuando hay cosas que tienen solución. Por ejemplo, hoy te contamos cómo quitar manchas de sangre de la ropa, aún si es blanca, de color o se trata de sábanas.

La sangre es uno de los peores enemigos de la tela, pues estas manchas son realmente difíciles de limpiar. Sin embargo, una de las claves para quitarlas es saber si la sangre es fresca o seca, ya que con la primera, las manchas son mucho más fáciles de eliminar.

Tomando en cuenta que entre más rápido actúes será más fácil quitar la mancha de las fibras y dejarla como si nada hubiera ocurrido, aquí te dejamos los pasos a seguir para esas ocasiones en las que quizá no pudiste actuar a tiempo y necesitas quitar manchas de sangre.

  1. Vierte abundante agua oxigenada sobre la mancha, este producto elimina los microorganismos por oxidación, es decir, los “quema” y además limpia a profundidad la ropa, no importa si es blanca o de color (diluye con 50% de agua si se trata de telas delicadas).
  2. Deja actuar el agua oxigenada por un par de minutos (no dejes que seque) y enjuaga frotando muy suavemente. Después, ponla a remojar unos 5-10 minutos con agua fría para que la sangre afloje aún más.
  3. Aplica jabón zote o neutro sobre las manchas de sangre de tus prendas y frota el área con fuerza para que el jabón penetre en el tejido. NO uses agua caliente o solo lograrás que la mancha se quede ahí para siempre.
  4. Si aún no ha desaparecido la mancha, puedes simplemente meterla a la lavadora y lavar como lo haces normalmente.

Y si no tienes agua oxigenada para quitar manchas de sangre…

  • Puedes aplicar pasta de dientes sobre la zona manchada y dejar secar por completo; enjuaga on agua fría y luego lava con jabón de pasta.
  • O bien, si se trata de un colchón u otras piezas que no pueden lavarse normalmente, puedes mezclar una pequeña cantidad de agua con sal para preparar una pasta que luego aplicarás sobre la mancha, deja que actúe un par de minutos y luego cepilla y pasa una secadora encima para no dejar rastros de humedad. Puedes pasar un hielo encima antes de secar para terminar de retirar la suciedad.

 

Te recomendamos:

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas