Cómo quitar las manchas amarillas de humedad al piso del baño con vinagre y limón

Pamela Rodríguez Ordaz

Si a pesar de usar todos tus productos para la limpieza del hogar en el baño no puedes quitarle las manchas de sarro, hoy te traemos un remedio muy sencillo de hacer, que dejará un rico aroma, muy efectivo y libre de tóxico, sigue leyendo para saber cómo quitar las manchas amarillas de humedad al piso del baño con vinagre y limón.

Este remedio dejará tu baño con un delicioso y fresco aroma a cítricos, además es súper fácil de preparar y te sorprenderás con los resultados. No necesitas materiales difíciles de conseguir, estamos seguros de que la mayoría los tienes en tu cocina o que puedes hallarlos fácilmente en la tiendita.

Si estás hart@ de batallar, tallar y tallar sin conseguir resultados, esta sencilla mezcla le quitará el aspecto sucio, feo y descuidado a tu baño en tan solo unos minutos.

Cómo quitar las manchas amarillas de humedad al piso del baño con vinagre y limón

Materiales:

  • 100 ml de vinagre de cítricos* (Te decimos cómo hacerlo)
  • 1 limón grande, de preferencia amarillo
  • 1 cucharada de jabón para trastes
  • 1 litro de agua
  • Bicarbonato

Paso a paso:

  1. Para hacer tu vinagre de cítricos necesitas juntar las cáscaras de las naranjas, limones, mandarinas o toronjas que puedas, después, cuando tengas suficientes, metes las cáscaras en un frasco, luego llena lo que resta del frasco con vinagre blanco y déjalo reposar por 2 semanas dentro de una bolsita negra u oscura y lejos de la luz y el calor.
  2. Cuando ya tengas listo tu vinagre de cítricos, calienta el litro de agua en una ollita
  3. Exprímele el jugo de limón al agua y deja hervir por unos 10 minutos
  4. Pon en agua en un recipiente o cubeta
  5. Agrega el vinagre de cítricos y mezcla bien

Cómo usar:

  1. Lava el baño como normalmente lo haces
  2. Agrega tu mezcla con vinagre y limón con ayuda de un recipiente con rociador
  3. Una vez que las zonas afectadas están bien impregnadas por tu mezcla de cítricos, esparce un poco de bicarbonato de sodio
  4. Deja actuar al bicarbonato y la mezcla de vinagre por unos minutos
  5. Talla con un cepillo de cerdas duras o una piedra pómez en casos muy difíciles
  6. Enjuaga con abundante agua
  7. En las zonas muy complicadas en las orillitas de los azulejos incluso puedes tallar ligeramente con una lija de agua muy delgadita y remojada

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas