¿Cómo mantener la casa limpia si tengo mascotas? 5 consejos

Loretta Chantiri

Tener mascotas en casa es toda una bendición, pero cuando se trata de hacer la limpieza del hogar, nuestros perros o gatos se pueden convertir en un verdadero fastidio. Por ello, queremos compartirte cinco consejos para mantener tu casa limpia y ordenada, a la vez que sigues disfrutando de la compañía de tus mascotas.

No cabe duda que la vida a lado de nuestro lomito o nuestro michi es mil veces mejor, pues nos llenan de buenos momentos y de una compañía inigualable.

Además está comprobado que aportan muchos beneficios en el día a día pues varios estudios confirman que convivir con una mascota, entre muchos otros beneficios psicológicos, fisiológicos y sociales, aumenta la confianza, reduce el estrés, afianza el respeto, la seguridad, los lazos familiares y hasta nos ayudan a elevar nuestro sistema inmunológico.

Sin embargo, nuestros hermosos animalitos a veces pueden romper un poco con el orden de la casa, específicamente en cuestiones de limpieza, pues su pelo y sus patitas, por muy grandes o pequeñas que sean, ensucian a mas no poder.

La buena noticia es que con los siguientes cinco consejos podrás mantener tu casa siempre limpia y ordenada aún con tus mascotas lo cual te permitirá seguir manteniendo esa bella relación con tus mejores y más fieles amigos.

5 consejos para mantener la casa limpia aún con mascotas

Un michi suele tirar muchísimo pelo. | Foto: Freepik

1. Mascotas siempre limpias

Cada mascota tiene necesidades diferentes y la limpieza es una de ellas. Sabemos que los gatos son más limpios y no necesitan un baño frecuente, aunque si una cepillada regular dependiendo su raza y a veces limpiar sus patitas después de que usaron su arenero.

Sin embargo, los perros deben lavarse de manera más seguida; además, es importante cepillarlos de forma periódica para evitar que tiren demasiado pelo.

2. Limpia polvo y pelusas

Lo mejor es empezar a limpiar desde las partes altas hacia abajo, tanto en estantes y repisas, como en los pisos de la casa, es decir, si vives en un lugar con dos desniveles, comienza desde el superior y sigue hasta el inferior, así el polvo caerá y después solo habrá que aspirarlo.

Además del polvo de los muebles también hay que limpiar bien sillones y tapicerías porque nuestras mascotas suelen ser los reyes del sofá por lo que, mínimo una vez a la semana, hay que limpiar bien la tapicería y aspirar los posibles pelos.

Cabe destacar que es muy recomendable la aspiración, ya que cuando se barre volvemos a levantar partículas de polvo y con la aspiradora estas se recogen desde el primer instante, impidiendo así que pasen a otras zonas de la casa.

3. Renueva los olores 

Es posible que una casa solo por tener mascotas huela bastante diferente aunque quienes vivamos con ellas no lo percibamos del todo. Estos olores a perrito o gatito van impregnando las estancias y nos olvidamos de que es un tema importante que hay que cuidar.

Para evitarlo, lo primero que hay que hacer es ventilar la casa todos los días, así haga frío o calor: unos pocos minutos cada día ayudarán a renovar el aire. Además, recordemos el primer consejo que es bañar a nuestras mascotas frecuentemente según sea el caso y siempre siguiendo las recomendaciones del veterinario.

Y junto a todo esto, también se puede usar un producto realmente milagroso para la limpieza de cualquier hogar: el bicarbonato, el cual absorbe olores y los neutraliza. Si usas bicarbonato junto con unas gotas de limón, tendrás un perfume natural eficaz y duradero para todo el hogar.

4. Cuida el orden

Siempre es importante tener la casa ordenada porque la limpieza será más eficiente y además, así no hayamos limpiado a profundidad, lucirá reluciente y transmitirá mucho bienestar. Y si tenemos mascotas debemos procurar el orden con mayor firmeza pues siempre facilitará tanto la limpieza como la sana convivencia con nuestros animales.

5. Economiza tiempo

Limpiar el hogar siempre es cansado, tardado y fastidioso, así que no hagas de esta tarea algo aún más pesado, pues podría causarte muy mal humor que podría repercutir en los que habitan contigo, incluyendo tus mascotas.

Por ello es my recomendable que organices tus sesiones de limpieza quizá dividiendo pequeñas tareas a lo largo de la semana y también ayudándote de ciertos artefactos que te beneficien a la hora de limpiar, como por ejemplo, una aspiradora ya que te permitirá acabar con los pelos de perro o gato, el polvo y más basura de manera mucho más eficaz e inmediata que con una escoba.

***

Conoce nuestro canal de YouTube para más consejos de cuidado y limpieza de tu hogar.

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas