Cómo limpiar la alfombra pegada al piso y dejarla como nueva

Bárbara Olguín

Cuando hacemos limpieza en nuestra casa siempre tenemos que tener en cuenta cada uno de los detalles, desde las paredes, ventanas y hasta las alfombras. Si no sabes cómo limpiar este último elemento, te contamos cómo limpiar las alfombras, incluso las que están pegadas al piso.

Y es que las alfombras son susceptibles a todo tipo de cambios de color, desgaste, manchas y marcas. Por ello es que debemos tener mucho cuidado con los muebles. Si son muy pesados, podemos rolarlos constantemente para que no se desgaste siempre en el mismo lugar.

Un tip para que no tengas que lidiar con una limpieza profunda tan seguido es aspirar la alfombra continuamente, así, impedimos que se estropeen las fibras y que se apelmacen.

Con estos consejos tendrás tus alfombras impecables | Fuente: Unsplash

El desgaste entre el uso y el sol va causando que las alfombras se decoloren. Puedes limpiar tus alfombras y recuperar su color con estos efectivos trucos, con ingredientes que, estamos seguros, tienes en casa:

  • Vinagre blanco

Si puedes calentarlo, mucho mejor. Frota la superficie de la alfombra con un paño de algodón limpio impregnado en vinagre. Deja actuar por unos minutos y pasa un paño seco antes de aspirar.

  • Sal gorda

En un recipiente mezcla sal y agua hasta formar una pasta. Extiéndela sobre la alfombra y deja secar. Luego, talla con un cepillo para que actúe mucho mejor y aspira.

  • Café

Si tu alfombra es oscura, puedes recurrir a depositar los restos del café ligeramente húmedos. Puedes barrerlos o aspirarlos y con eso es más que suficiente.

Frotarlas con fuerza ayudará a sacar mejor la suciedad para siempre | Fuente: Pexels

Ahora bien, si tu alfombra tiene un olor desagradable puedes neutralizarlo con bicarbonato, lo esparces sobre la superficie, dejas actuar y retiras con la aspiradora. Después, puedes colocar aceites esenciales de lavanda, canela o algún otro de tu preferencia, puedes colocar unas cuantas gotas en agua y distribuirlas con un aspersor.

Si las marcas de tus muebles son muy evidentes, puedes repararlas con cubos de hielo. Aplícalos en las marcas y deja que se derritan. Poco a poco, verás que la hendidura irá desapareciendo. Si la marca resiste, usa un tenedor para levantar las fibras. Eso sí, con mucho cuidado.

Elimina las marcas de tus muebles colocando un poco de hielo | Fuente: Unsplash

Si tu alfombra es una alfombra de lana, trata de sacudirla o barrerla en la medida de lo posible, para quitar el exceso de tierra y poder aspirarla. Puedes limpiar con un trapo mojado de agua y jabón neutro y secar rápidamente.

Ahora que si se trata de una alfombra de fibras sintéticas, lo mejor que puedes hacer es aspirarla continuamente y limpiar con espuma seca. Si notas que los bordes se están levantando, puedes aplicar un poco de humedad en las esquinas y en las zonas donde se levanta y poner peso para que ayuda a aplanarse de nuevo. Aunque también puedes considerar redecorar.

Como ves, las alfombras no tienen por qué ser un dolor de cabeza en la limpieza. 

***

No te pierdas todo el contenido de Viviendo En Casa en YouTube.

Escrito por
Bárbara Olguín

Relacionadas