Así es como debes limpiar el interior de tu refrigerador

Loretta Chantiri

Limpiar el interior del refrigerador es una de las tareas de la limpieza del hogar más importantes que hay y que debemos aprender cómo llevarla a cabo, ya que de lo contrario, promovemos los malos olores, así como una gran proliferación de bacterias dentro del contenedor donde guardamos todos nuestros alimentos. Eso sin mencionar el deterioro que le causamos a nuestro electrodoméstico.

Por ello, queremos compartirte una breve guía para que aprendas a limpiar y desinfectar a conciencia tu refri; proceso que debes llevar a cabo cada que regreses con las compras del supermercado o al menos cada 15 días.

¿Cómo limpiar el interior del refrigerador?

Antes de iniciar la limpieza interna de tu refrigerador debes tener en cuenta dos cosas muy importantes:

  1. Desenchufar el refrigerador para evitar descargas eléctricas. Si está empotrado o es difícil moverlo hacia adelante, apagar la energía de la casa desde la caja de la electricidad siempre y cuando sepamos cómo. En caso de que no, pedir ayuda o consultarlo con algún especialista.
  2. Cuida que el agua o lo que uses para limpiar no caiga en ninguna de las rejillas de ventilación de interiores del refrigerador.

Al pasar con la limpieza profunda, recuerda que puedes hacer uso de diferentes detergentes o químicos como cloro, amoniaco y demás, sin embargo, lo más recomendable es optar por soluciones “ecológicas” o “naturales”, puesto que los aromas se pueden impregnar en los alimentos y hasta podrían hacernos daño.

Intenta con vinagre, bicarbonato de sodio o limón, por ejemplo, y sigue estos pasos:

  1. Saca todos los alimentos de tu refrigerador. Revisa las fechas de caducidad de los productos y tira a la basura todo lo que esté en mal estado. De igual forma alimentos o guisos que ya tengan mucho tiempo en algún recipiente.
  2. Saca todos los estantes y cajones que se puedan desmontar. Lávalos a mano con una fibra o esponja y jabón para trastes. Recuerda nunca lavar un estante de vidrio con agua muy caliente, ya que el cambio brusco de temperatura podría dañarlo y hasta romperlo. En todo caso usa agua fría cuando hayan llegado a temperatura ambiente.
  3. Para eliminar los derrames o manchas difíciles, usa agua tibia. Puedes disolver el jugo de dos limones medianos con una taza de agua tibia, media taza de vinagre blanco con una taza de agua tibia o una cucharada de bicarbonato con una taza de agua tibia, después mete la mezcla en una botella con atomizador y rocía las partes del interior de tu refrigerador antes de restregarlas. Una vez limpias, deja que se sequen por completo antes de colocarlas de nuevo en el refrigerador. Para quitar las manchas difíciles puedes usar un poco de pasta de dientes blanca, sirve como limpiador abrasivo y además huele rico.
  4. No olvides limpiar todas las superficies exteriores del refrigerador con una toalla y un limpiador multiusos.
  5. Finalmente, puedes colocar un frasco pequeño sin tapa con bicarbonato de sodio para absorber el exceso de humedad y neutralizar los malos olores, o utilizar este otro remedio con bolitas de papel periódico.

***

Para más consejos sobre el cuidado y la limpieza de tu hogar, no olvides visitar nuestro canal de YouTube.

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas