¿Cómo hacer macetas de autorriego? Mira esta idea con botellas de plástico

Loretta Chantiri

¿Te encanta tener plantas en casa pero nunca tienes tiempo para regarlas y cuidarlas? Checa esta idea de macetas de autorriego hechas con botellas de plástico, puede ser justo lo que siempre habías estado buscando. Te enseñamos cómo funcionan y cómo hacerlas paso a paso.

Las macetas de autorriego son sin duda alguna una gran idea sustentable perfecta para tener en casa pues funcionan de maravilla a la hora de cultivar cualquier tipo de plantita y también para empezar a germinar algunas semillas para nuevas plantas.

Además, harán que los cuidados de tus amigas vegetales sean aún más sencillos pues no tendrás que estarte preocupando por su riego constante. Ya solo tendrás que colocarlas en el lugar adecuado para que reciban la luz necesaria y hablarles bonito de vez en cuando para que crezcan felices, de lo demás, ellas se encargarán.

Así que no lo dudes mucho y prepara tus propias macetas de autorriego pues por si fuera poco, son muy sencillas de hacer y prácticamente puedes hacerlas gratis con botellas y otros materiales que seguro ya tienes en casa.

Cómo hacer macetas de autorriego paso a paso

Necesitas lo siguiente:

  • Botellas de plástico con tapa, no importa el tamaño (la cantidad depende el número de plantas que quieras cultivar)
  • Tijeras
  • Cuerda o cordón de material absorvente (que no sea de plástico)
  • Tierra para tus plantas

Muy sencillas de hacer y son súper prácticas. | Foto: EcoBrico

¿Cómo se hacen?

  1. Deberás lavar y secar muy bien la botella de plástico.
  2. Después, corta la botella a 2/3 de la base que es poquito más de la mitad de abajo para arriba.
  3. Ahora toma la tapa de la botella y hazle un orificio no muy grande en el centro.
  4. Luego deberás tomar la cuerda o cordón que recuerda, debe ser de un material absorbente, y pasarlo por el orificio que le hiciste a la tapa procurando que quede mitad de un lado y mitad del otro. Es importante que el cordón quede del mismo tamaño de la botella dejando una mitad por cada extremo de la tapa de la botella.
  5. Tapa de nuevo la botella con todo y cordón.
  6. Coloca la parte superior de la botella (donde está la boquilla y la tapa con el cordón) boca abajo dentro de la otra mitad de la botella a manera de embudo.
  7. Asegúrate que una mitad del cordón toque la parte inferior del otro extremo de la botella y la otra mita quede en la parte del embudo.
  8. Ahora coloca tierra en la parte de embudo o que quedó boca abajo. El cordón debe ir inmerso en la tierra y puedes poner alguna plantita que ya tengas en casa o puedes colocar semillas para germinar.
  9. La parte inferior de la botella debe llevar agua y la parte inferior del cordón debe quedar sumergida en el agua procurando que el agua no alcance la tierra de la planta de manera directa.
  10. ¡Y listo! De esta forma el cordón será el conductor del agua hacia la tierra de la maceta y la planta la absorberá con ayuda del cordón cada que la necesite.

Con esto creas un sistema de “autorriego” donde la planta se encargará de obtener el agua que requiera por su cuenta. Ya solo deberás brindarle luz y algo de abono natural casero para que pueda crecer más sana y fuerte.

***

No olvides conocer y seguir nuestra cuenta de Instagram donde tenemos más contenidos especiales para ti.

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas