¿Cómo hacer cebollas caramelizadas? Perfectas para acompañar tus platillos favoritos

Loretta Chantiri
Cómo-hacer-cebollas-caramelizadas-Perfectas-para-acompañar-tus-platillos-favoritos 26/06/20

El día de hoy te queremos compartir una sencillísima receta para que aprendas a hacer cebollas caramelizadas y así acompañes todos tus aperitivos o el platillo de tu elección. ¡En verdad son deliciosas!

La cebolla es ocupada para guisar miles de platillos alrededor del mundo, ya que su potente sabor da vida a casi toda la comida, así sea cruda, asada, hervida u horneada. Pero hay también otras grandiosas forma de incorporar el sabor de esta verdura a nuestro paladar.

Una de ellas, y una de las más deliciosas sin duda alguna, es caramelizando las cebollas, es decir cocinando y endulzando esta verdura hasta conseguir un sabor y textura completamente sorprendente. Además, el proceso es bastante sencillo, no se requiere de mucha ciencia para poder lograr el acabado perfecto.

Por otra parte, existen distintas formas de añadir este “condimento” a tus comidas favoritas. Puedes ponérsela a tus sándwiches, tortas, hamburguesas, ensaladas, tostadas, la decisión es tuya. Además, sea cual sea tu elección, veras que el contraste de salado con el dulce y el específico sabor de la cebolla creará un completo deleite para tus papilas gustativas.

Cómo-hacer-cebollas-caramelizadas-Perfectas-para-acompañar-tus-platillos-favoritos 26/06/20

(Foto: Pinterest / Facilísimo)

¿Cómo hacer cebollas caramelizadas?

Ingredientes:

  • 1 kilo de cebolla
  • 300 gr de azúcar
  • 100 ml de agua
  • Aceite de oliva
  • Mantequilla
  • Sal y pimienta

Preparación:

  1. Precalienta tu horno a 200º C
  2. Pela y corta las cebolla en juliana. De preferencia que sean tiras medianas, ni muy gruesas pero tampoco muy finitas.
  3. Reparte las cebollas en una charola para hornear y rocíalas con aceite de oliva.
  4. Derrite un poco de mantequilla y con una brocha extiende la mantequilla por todas las cebollas y espolvorea un poquito de sal y pimienta.
  5. Déjalas unos 20 minutos aproximadamente moviéndolas con ayuda de unas pinzas o cubierto y con mucho cuidado para que se alcancen a asar por todos lados. Una vez asadas retíralas del horno.
  6. Coloca en una olla o cazuela el agua con el azúcar, y agrega las cebollas asadas. Déjalas ahí otros 20 minutos y mueve con una pala o cuchara para que no se peguen. Verás cómo poco a poco toman un tono ligeramente oscuro.
  7. Una vez caramelizadas, déjalas enfriar.
  8.  Guarda en un recipiente de vidrio con tapa y disfruta. Después las puedes refrigerar, aguantan mucho en la nevera.

Existen otros métodos, hay quien prefiere freír la cebolla en un sartén en vez de en un horno e incorporar el azúcar sin agua, por ejemplo, pero cada quién tiene sus métodos. Nosotros te compartimos la receta infalible para que disfrutes de su sabor a lado de tus platillos favoritos.

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas