Cómo hacer en casa

Cómo guardar las tortillas para que se conserven frescas y suaves toda la semana

La gastronomía mexicana no podría concebirse sin las tortillas, este maravilloso y versátil alimento que...

Pamela Rodríguez Ordaz

Cómo guardar las tortillas
| Foto: Unsplash

La gastronomía mexicana no podría concebirse sin las tortillas, este maravilloso y versátil alimento que acompaña la dieta de los mexicanos día con día, pero si no quieres desperdiciarlo y tirar tu dinero a la basura hoy te diremos cómo guardar las tortillas para que se conserven frescas y suaves toda la semana

Durante los últimos tres años el precio por kilo de la tortilla se ha disparado un 42.8%, provocando que el consumo per cápita bajara 22%, por ello es muy importante garantizar su buena conservación para hacer valer cada peso que gastamos por este delicioso, nutritivo y fundamental alimento.

Las tortillas son un alimento rico en nutrientes, pues, de acuerdo especialistas de la UNAM, este alimento aporta hasta el 50% de la ingesta diaria de calcio recomendada, además contienen magnesio, fósforo, potasio, niacina y vitaminas A, C, D, E, B1 y B2, además es una increíble fuente de fibra.

Además, la Universidad Veracruzana señala que la tortilla de maíz tradicional cumple con varios requerimientos nutricionales diarios como 39% de proteínas y 45% de calorías.

Cómo guardar las tortillas

| Foto: Pixabay

Cómo guardar las tortillas para que se conserven frescas y suaves toda la semana

  1. Despégalas: Cuando las compres debes separarlas una por una para evitar que se queden pegadas entre sí por el calor. Seguramente no terminarás un kilo de tortillas en una sentada, así que cuando termines, separarlas una por una, pues la humedad del calor hace que se formen hongos rápidamente y al separarlas evitamos su formación de forma prematura. 
  2. Déjalas enfriar: No guardes las tortillas recién compradas en el refri, ya que están calientes y emiten vapor, mismo que forma hongos y hace que las tortillas se peguen entre sí, formando un mazacote incomible. 
  3. Tápalas: Colócalas en una servilleta de cocina, estos pedazos de tela son muy prácticos para la conservación de las tortillas, mantenlas alejadas del calor y del frío hasta que tomen una temperatura ambiente.
  4. Usa una bolsa: Metelas en una bolsa de plástico y cierra bien. Cada vez que saques una tortilla vuelve a cerrar bien para evitar que se pongan duras, ya que si solo las envuelves en tela no las estarás aislando de la humedad y se van a poner duras muy rápido.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos: