Cómo hacer en casa

Cómo eliminar el moho negro de la silicona del fregadero o del desagüe

La limpieza es una parte fundamental del día a día de cada persona, y cuando...

Alejandra Chavarria

| Fuente: Pexels

La limpieza es una parte fundamental del día a día de cada persona, y cuando nos enfrentamos a condiciones poco comunes no sabemos cómo actuar. Por esto, hoy te recomendamos algunos trucos que podrás llevar a cabo fácilmente para eliminar el molesto moho en algunas áreas de tu hogar, como la cocina.

Debes saber que el moho es un organismo, que en este caso es un hongo, el cual se propaga con mucha rapidez y generalmente se debe a la concentración de mucha humedad; para identificarlo puedes notar manchas ya sea de color negro o incluso algunas un poco negras y verdosas.

En el área de la cocina, es muy común que encontremos moho tanto en el desagüe como en el fregadero. Al ser una zona donde se concentra el calor, puedes mantener muy bien ventiladas las zonas.

Consejos eficaces para eliminar el moho negro de tu baño o fregadero

Usando cloro en tu desagüe, pronto podrás olvidarte del moho que una vez estuvo ahí.
Por sus propiedades, el cloro permite un efecto potente para poder eliminar el moho que presente tu desagüe, y así debes hacerlo:

Como podrás darte cuenta, ningún lugar de nuestro hogar está exento de la aparición del molesto moho, es por eso que también te recomendamos seguir estos pasos si llegas a encontrarte más moho, fuera del área de cocina.

Ahora bien, cuando hablamos del desagüe y el fregadero, deberás hacer lo siguiente:

Para eliminar el moho en el fregadero:
El moho que puede presentar tu fregadero, se debe principalmente a porque se ha dejado comida cerca o se ha hecho una capa de grasa.

Para eliminar moho en el baño:
Es muy común que en la silicona del baño, aparezcan las molestas manchas negras provocadas por el moho y para poder eliminarlas debes hacer lo siguiente:

  1. Vas a llenar un atomizador que tengas en casa con lo siguiente ⅔ de vinagre blanco y 3 cucharadas de carbonato de sodio. Una vez hecho esto, revuelve muy bien y deja reposar un rato.
  2. En la zona que notes, aplica tu solución y deja reposar por lo menos media hora.
  3. Después de ese tiempo, enjuaga bien con agua, de preferencia tibia. Y para un mejor resultado, mientras enjuagues, usa un cepillo de dientes que ya no uses para tallar la zona.

Con dichas recomendaciones podrás olvidarte rápidamente del moho que alguna vez estuvo en tu casa.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.