Cómo conservar las guayabas frescas y bonitas aún estando maduras

Loretta Chantiri

Las guayabas están presentes casi todo el año en nuestro frutero, no obstante, estamos en la época donde se dan de maravilla por lo que queremos compartirte cómo puedes conservar tus frutas frescas y bonitas por más tiempo, aún estando maduras.

En otoño e invierno la guayaba se hace bastante presente principalmente porque forma parte de los ingredientes del famoso ponche de frutas que tanto amamos tomar a finales del año, aunque de cualquier modo es un fruta que se puede encontrar en distintas épocas.

Su sabor es sin duda delicioso, perfecto para preparar agua fresca, mermeladas y toda clase de postres. Además es una fruta bastante nutritiva pues por si no lo sabías, es una excelente fuente de vitamina C; otra razón para disfrutarlas en la época de frío.

Sin embargo, esta frutas pueden llegar a echarse a perder con facilidad ya que su maduración se da bastante rápido, aún estando en climas no tan cálidos.

La buena noticia es que es muy sencillo mantenerlas en perfectas condiciones por más tiempo de lo normal, incluso si las que compraste en el super o mercado ya estaban tantito maduras.

¿Cómo conservar mis guayabas?

Lo primero que debes saber es que es muy posible que si las dejas fuera del refri (que no esta mal), no las lavas y las colocas cerca de otras frutas, se maduren muy rápido.

Esto ocurre porque la suciedad de la cascara y los gases que desprenden otras frutas como las manzanas, los plátanos o la papaya, aceleran el proceso de maduración de las guayabas así como el de otras frutas.

Todo también dependerá en qué estado estén tus guayabas. Si están demasiado verdes puedes dejarlas afuera para que maduren mejor, pero eso sí, que estén muy bien lavadas y secas, y en un frutero por aparte.

Si las que compraste ya están maduras o simplemente quieres extender su periodo de vida, haz lo siguiente:

  1. Lava y seca muy bien las guayabas.
  2. Una vez que estén secas y limpias, guárdalas en una bolsa hermética y cierra casi por completo.
  3. Deja una esquina de la bolsa abierta para que les entre algo de aire y no se ahoguen.
  4. Refrigera tus guayabas dentro del cajón de las verduras en el refrigerador.

Es así como estarán a salvo pero como recomendación extra, te sugerimos configurar la humedad del cajón, puesto que debe estar en un punto medio para no humedecer en exceso la fruta ya eso puede hacer que se pudra.

La bolsa hermética evitará el contacto de las guayabas con agentes que las puedan contaminar, pero no olvides el lavado y el secado de la fruta, de lo contrario no funcionará de forma correcta.

Guardar tus guayabas y hacer que duren aún estando maduras es muy sencillo, así que no dudes en seguir estos consejos para que tu familia y tú disfruten de la temporada al máximo.

¿Conoces algún otro consejo para conservar mejor las guayabas o cualquier otra fruta?

***

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas