Aceite casero de laurel para combatir dolores musculares y articulares

Loretta Chantiri

Nada como los remedios caseros y naturales para el cuidado de nuestra salud, tal y como el aceite de laurel que hoy te diremos cómo preparar para que te olvides de los dolores musculares y articulares ya sea por alguna lesión reciente o remota pero que se recienta por el frío.

El laurel es una hoja increíblemente poderosa repleta de beneficios para la salud. Entre algunos de ellos se encuentra su alto contenido en vitaminas y minerales tales como la niacina, piridoxina, ácido pantoténico y riboflavina, además del potasio, cobre, manganeso, hierro, zinc y magnesio.

Por otra parte, la hoja de laurel tienen propiedades astringentes, diuréticas y estimulantes del apetito, y la infusión de esta planta tiene fama de aliviar las úlceras de estómago, flatulencias y cólicos.

Y por supuesto que los componentes del aceite esencial del laurel, el cual te explicaremos cómo hacer, se utilizan en el tratamiento de la artritis y el dolor muscular. Por si fuera poco, el ácido láurico en la hoja de laurel sirve como repelentes de insectos.

Así que no dudes más y empieza a beneficiarte de las grandiosas propiedades del laurel; una planta que no debes hacerte falta en casa.

¿Cómo hacer aceite de laurel?

Como ya te explicamos, el aceite de laurel es grandioso para acabar con los dolores musculares y articulares, y para preparar el tuyo de forma casera, tan solo necesitas lo siguiente:

  • 15 gramos de hojas de laurel
  • 1 taza de aceite de almendras
  • Recipiente de cristal

Preparación:

  1. Lava perfectamente las hojas de laurel para eliminar polvo o tierra. De igual forma lava muy bien el recipiente donde vayas a verter el aceite de laurel.
  2. Una vez limpias y secas las hojas, mételas en el recipiente, después añade las hojas.
  3. Cierra el recipiente y deja que se concentre el aceite por un mes.
  4. Una vez transcurrido el tiempo estará listo para usarse.

Indicaciones:

  • Cuando vayas a usar tu aceite de laurel no olvides mezclar la cantidad de aceite que vayas a utilizar con algo de agua para evitar que te irrite la piel. Este paso no debe olvidarse más si se es de piel sensible.
  • Recuerda frotar gentilmente las zonas adoloridas antes de ir a la cama o cuando se presenten las molestias.
  • Finalmente, está completamente prohibido ingerir este aceite ya que podría ocasionar una fuerte intoxicación, así que siempre tenlo en un lugar fresco, seco y fuera del alcance los niños.

¿Ya has utilizado aceite de laurel para tratar dolores anteriormente?

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas