5 formas de reutilizar el agua de la lavadora sin dañar el ambiente

Belem Capetillo

Aunque lavar en lavadora nos ha simplificado la vida, se usan grandes cantidades de agua por cada kilo de capacidad y desperdiciarla después del lavado no es una opción. Por eso este hack para el hogar te interesa: formas de reutilizar el agua de la lavadora.

Se utilizan, aproximadamente, 9 litros de agua por cada kilo de ropa lavada. Después, se va por el desagüe. Y así como abusamos del uso de este líquido vital en el mundo.

Por eso es que vale la pena tomar acción y reutilizar el agua de la lavadora para otras encargarnos de otros tantos quehaceres del hogar. Y, por cierto, también puedes reutilizar el agua de lluvia.

Hazlo con una manguera del desagüe a una cubeta | Foto: Pexels

Formas de reutilizar el agua de la lavadora sin dañar el ambiente

Para conseguir que el agua de la lavadora tenga una segunda vida es muy importante limpiarla por dentro. Así no se acumularán restos de cal, pelusas y tierra.

Lo primero que debes hacer es conseguir una tina o cubeta con una capacidad igual o superior a la de la lavadora. Ahora, hay que conectar una manguera en el desagüe y llevar el otro extremo hasta la cubeta.

Puedes lavar el coche a cubetazos | Foto: Pixabay

Y estos son algunos de los usos que puedes darle a esa agua:

  • Para limpiar el suelo del garage o la entrada de tu casa. Es especialmente útil para lavar áreas exteriores de la casa. También puedes limpiar las ventanas y fregar el suelo del patio.
  • Lavar el coche. Recuerda evitar a toda costa lavar el auto con una manguera, porque estarás desperdiciando mucha agua. El agua de la lavadora sirve para encargarte de limpiar el polvo y la suciedad, hazlo con cubetas.
  • Para regar las plantas. Asegúrate de usar solo jabón ecológico para que el agua no dañe tus plantitas. Sirve tanto para el jardín, el balcón y la terraza como para regar plantas de interior.

Evítalo si es que usas detergente con químicos | Foto: Pexels

  • Llenar la cisterna. Es una muy buena opción para ahorrar una buena cantidad del agua que cae directamente de las tuberías del sistema de agua potable público.
  • Para limpiar la taza del año. En lugar de hacer una descarga común, lleva una o varias cubetas al baño y déjalas listas para cuando se utilicen. Muestra a tus hijos cómo hacerlo en lugar de jalarle a la palanca.

Puedes tener un hogar ecológico realizando acciones muy sencillas, ¿te animas?

***

No te pierdas el mejor contenido de Viviendo en Casa en YouTube.

Escrito por
Belem Capetillo

Relacionadas