3 Trucos para eliminar la humedad en tu casa y evitar que aparezca de nuevo

Alejandra Chavarria

Llega un punto en el que la limpieza del hogar no es suficiente y también tienes qué apostar por hacer un mantenimiento de diversas áreas de tu hogar, por ese motivo, ahora te vamos a presentar un par de trucos para eliminar la humedad en tu casa y evitar que aparezca de nuevo. 

En la temporada de lluvias este problema llega a ser mucho mayor, especialmente porque te encuentras con que la acumulación de agua en los alrededores o en el techo pueden hacer que se incremente el problema, dejándote con una responsabilidad muy importante para solucionar.

En este caso, además de la prevención, también están otras alternativas que te ayudarán a tener todo bajo control y a no permitir que la estructura de tu hogar se vea afectada por este problema que además podría traerte problemas a la salud pues los hongos que se forman invaden el aparato respiratorio.

Para terminar y eliminar la humedad en tu casa, basta con que tomes en cuenta estas soluciones que te ayudarán a tener un mayor cuidado de esas áreas complicadas en el hogar que ya se ven afectadas por la presencia de humedad. Los techos humedecidos o las paredes salitrosas nunca son augurio de nada bueno a nivel construcción.

Así que no dejes para después lo que puedes emprender a partir de hoy, toma nota y cambia de forma radical para poder tener un hogar libre de este problema.

¿Cuáles son los mejores trucos para eliminar la humedad en tu casa?

Uno de los consejos principales es el de ventilar aquellas habitaciones en donde encuentres que hay presencia de humedad. Mantener abiertas y ventanas permite la correcta circulación de aire, esto hará que no se acumulen las partículas que provocan la presencia de este problema.  Por otra parte, se sugiere usar deshumidificadores en comas cálidos o húmedos.

  1. Repara: Si tienes fugas de agua en casa lo más probable es que también tengas una importante presencia de espacios húmedos; así que no olvides reparar esas zonas que resultan afectadas por las filtraciones o después será muy tarde
  2. Drena el agua: Si hay agua estancada en las paredes te sugerimos que con un taladro hagas perforaciones cerca del suelo, esto ayudará a que el líquido salga y no permanezca acumulado. Después puedes sanear la pared
  3. Pinta: Una alternativa muy interesante es la de impermeabilizar bien las paredes para evitar el problema de tajo.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas