3 formas de preparar pescuezos de pollo, económicas y deliciosas

Belem Capetillo
formas de preparar pescuezos de pollo

“¿Qué vamos a comer?”, la clásica pregunta que nos hace ‘quebrarnos la cabeza’ porque, por un lado, hay que cuidar la economía del hogar y, por otro, conseguir una receta rica para apapachar a la familia. Por eso te compartimos 3 formas de preparar pescuezos de pollo, económicas y muy deliciosas.

Corresponde al cuello del pollo, cada pieza pesa apenas unos 0.56 kg y, dado que el precio de la pechuga está ‘por las nubes’ superando ya los 100 pesos, es una gran alternativa para nutrir a tu familia. El kilo de pescuezo ronda los 40 pesos.

El pescuezo aporta en cualquiera de sus formas aminoácidos, proteínas, grasas, fibras y antioxidantes, además de ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales. Sácale provecho a cada pieza del pollo.

cómo preparar pescuezos de pollo

Fritos y con salsa son deliciosos | Foto: YouTube SÚPER SABOR

Formas de preparar pescuezos de pollo

La inflación en alimentos pasa por un momento alarmante, así que nada se desperdicia en casa y con un poquito de creatividad se pueden preparar botanas y platillos deliciosos.

Consigue pescuezos de pollo y prepáralos así:

  • Caldito o fondo de pollo. Un caldo de pescuezo y un poco de retazo de pollo es riquísimo, nutritivo y bueno para mejorar el ánimo de quien lo consume. Limpia las piezas y ponlas a hervir en agua con cebolla, ajo, cilantro y apio.
  • Pescuezos fritos. Prepáralos como alitas para botanear. Pasa cada pieza por una mezcla de huevo y leche, después cúbrelas con harina, pimienta, sal, ajo y (opcional) páprika. Sumérgelas en aceite bien caliente y, al final, solo escurre el exceso.
  • Rostizados al horno. Precalienta tu horno. Limpia el pollo, agrega sal, pimienta, ajo en polvo y exprímele algo de jugo de limón. Hornea junto con un par de ramitas de tomillo. Antes de servir, puedes agregar mantequilla derretida y mostaza.
recetas con pescuezos de pollo

Son nutritivos y económicos | Foto: Pinterest Cangrejos

Finalmente, prepara un buen arroz, algo de verduras al vapor o una ensalada y sirve una comida muy completa, riquísima y, sobre todo, muy económica. Una salsa molcajeteada es un extra.

Pon manos a la obra con estas recetas y ¡provecho!

***

No te pierdas el mejor contenido de Viviendo en Casa en YouTube.

Escrito por
Belem Capetillo

Relacionadas