4 efectivas mascarillas caseras para minimizar los poros y cuidar tu piel

Loretta Chantiri

Creo que a todas, así como a muchos hombres, nos consterna el cuidado de la piel pero en específico la de nuestra cara, y  es que siendo sincera, tener poros abiertos y una textura no deseada es de lo peor que nos puede ocurrir.

Actualmente existen cientos de cremas y soluciones para el cuidado del cutis y aunque algunos son muy efectivos y recomendados, suelen tener un precio bastante alto pero afortunadamente existen remedios naturales que podemos preparar con muy poco dinero y que además nos pueden traer muy buenos beneficios.

Hablando desde la experiencia, he intentado corregir la textura de mi piel yendo al dermatólogo, con muchas cremas y remedios para el cuidado del cutis, sin embargo, solo algunas cosas me han funcionado. Unas de ellas son las 4 mascarillas caseras que a continuación te voy a compartir.

Cabe destacar que estos remedios son recomendados para piel grasa y minimización de los poros por lo que tendrás que evaluar cada uno de los componentes si es que quieres probarlas en casa.

Sin mas que decir, ¡vamos a ellas!

1. Mascarilla de avena

Un clásico pero que nuca ha sabido fallar. La avena ayuda a mejorar la textura de la piel y nos da suavidad pero también, sirve como exfoliante natural para combatir los puntos negros.

Para hacer esta mascarilla tendrás que diluir de 2 a 3 cucharadas de avena molida o triturada en un poco de agua tibia hasta obtener una pasta homogénea que deberás aplicar en tu rostro por 20 minutos. Después enjuaga con agua y espera a que el rostro seque por si solo.

2. Jugo de naranja

Aunque no lo creas el simple jugo de naranja, así como el que te tomas en el desayuno, claro, el recién exprimido de una naranja, no el que venden envasado en el supermercado lleno de azúcar y conservadores, con su enorme cantidad de vitamina c, sirve para reafirmar el cutis.

Para obtener los beneficios de esta mascarilla bastara con que remojes bien un algodón en el jugo y después lo untes en tu piel dejándolo reposar durante 5 minutos, después enjuaga.

*Dato importante, no expongas tu piel al sol mientras tienes el jugo de naranja en la cara ya que se te podría manchar.*

3. Levadura y limón

Una mezcla bastante ganadora para personas con muchas espinillas ya que el poder astringente de la levadura con las propiedades antisépticas del limón cerrarán bastante bien tus poros y a su vez, el ácido cítrico eliminará muy bien todos esos molestos puntos negros.

Para preparar esta mascarilla solo necesitas una poción de levadura en polvo o levadura química (Royal) y cuatro cucharaditas de jugo de limón. Deja descansar la mezcla durante 10 minutos antes de utilizarla y luego colócala solo en las partes que quieras enfocarte como la nariz o la frente. Después de 20 minutos enjuágate muy bien y ¡no te vayas a exponer al sol!

*Esta mascarilla puede ser muy ácida para personas de piel sensible así que toma tus precauciones y si crees que no eres candidata, mejor pasa a la siguiente.*

4. Clara de huevo y limón

Está científicamente comprobado que la clara de huevo ofrece grandes ventajas ya que por su alto contenido en lisozima, muestra propiedades antibióticas bastante benéficas para la piel y en específico la del rostro.

Para esta mascarilla necesitarás obtener únicamente la clara de un huevo y colocarla en un pequeño recipiente para batirla. Después, aplícala en tu cara y déjala secar. Una vez seca enjuaga con agua y aplica con un algodón el jugo de limón dando ligeros golpecitos por todo el rostro.

*Una vez más, no te vayas a exponer al sol durante unas cuantas horas.*

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas