Malos hábitos que debilitan tus pestañas y hacen que no te crezcan

Belem Capetillo

Nada resalta más la mirada que unas pestañas largas y curvadas. Son muchas las formas de conseguirlas, pero también las prácticas cotidianas que pueden acabar con ellas. Así que no dejes de lado este consejos de belleza y evita los malos hábitos que debilitan tus pestañas.

Estos pelitos del párpado ayudan a proteger el ojo de cuerpos extraños procedentes del exterior. Son las grandes aliadas de nuestra visión y, por supuesto, las que se roban el show de cualquier look.

Y aunque claro que puedes optar por ponerte extensiones de pestañas, logrando que no se vean ni se sientan falsas, conlleva algunos riesgos, como la aparición de piojos, que no todas estamos dispuestas a correr.

Evitar usar en exceso las pestañas postizas | Foto: Instagram genesisgonzalez.sb

4 hábitos que debilitan tus pestañas

A pesar de que estés usando un remedio casi milagroso para hacer crecer tus pestañas naturales, hay una serie de hábitos que podrían estar afectando su calidad, debilitándonos y, eventualmente, acelerando su caída.

Estas son algunas de las prácticas que debes evitar:

  • Usar un rímel caduco. Sí, la máscara de pestañas tiene fecha de caducidad. A partir de que la abres, se mantendrá en buenas condiciones solo unos dos meses. Después, puede causar que tus pestañas se caigan y, por supuesto, una infección ocular.

Riza con las pestañas completamente limpias | Foto: Pexels

  • Desmaquillarte con aceite de bebé. Quizá es porque lo tienes a la mano o porque es más económico que un desmaquillante bifásico, pero puede causar que tus pestañas se debiliten.
  • Rizar tus pestañas después de aplicar rímel. Puede que el efecto llame tu atención, sin embargo, pueden romperse con mucha facilidad. Además, obtendrás un efecto sucio y una curvatura muy forzada.

Riza con las pestañas completamente limpias | Foto: Pexels

  • Utilizar pestañas postizas con regularidad. Pasa lo mismo con pestañas de tira, una por una, con imán y hasta con las extensiones de pestañas, pues al pegarse a tus pestañas pueden dañarlas por un largo rato.

Así que olvídate de probar con remedios riesgosos y solo sé más disciplinada con tu rutina de higiene personal. Trátalas con cuidado y buenos productos y notarás la diferencia.

La belleza está en lo básico, evita estos malos hábitos y cuéntanos cómo te va.

***

No te pierdas el mejor contenido de Viviendo en Casa en YouTube.

Escrito por
Belem Capetillo

Relacionadas