Las horas frente a la computadora están dañando tu piel: Envejece y mancha más que el Sol

Leilani Díaz

Desde el comienzo de la pandemia, cambié mi modo de trabajo a home office, lo cual significa que he vivido encerrada en mi departamento 24 horas, 7 días a la semana. Además de la evidente pérdida de cordura y mi nueva afición por vivir en pants, otras cosas cambiaron: Dejé de usar protector solar porque en mi mente, “el Sol no me afectaría aquí dentro”. Si tú haces lo mismo que yo, permíteme decirte que hemos estado en un GRAVE error, de hecho, también las horas frente a la computadora están dañando tu piel sin que lo notes.

La computadora, tableta, tu celular, las bombillas de luz LED o fluorescentes y las pantallas de televisión emiten lo que se conoce como luz azul y exponerte a ella provoca varios efectos no solo en la piel, sino también en tu salud visual y hasta en la calidad de sueño que tienes por las noches, sobre todo ahora que estamos prácticamente atados a estos dispositivos.

La luz azul de la computadora está dañando tu piel

De acuerdo con el doctor Howard Murad, un reconocido dermatólogo estadounidense, tal solo pasar cuatro días laborales de ocho horas frente a la computadora te expone a la misma cantidad de energía que 20 minutos al Sol del mediodía.

Tu piel puede sufrir envejecimiento prematuro y oscurecerse por este motivo | Foto: Freepik

“Siete minutos de exposición al Sol a la 1 PM son lo suficientemente poderosos como para inducir un bronceado inmediato” explicó.

Investigaciones recientes han demostrado que la luz azul penetra más profundamente en la piel (en comparación con la luz UVA y UVB), tanto que llega hasta nuestra dermis, destruyendo el colágeno y elastina que nos dan firmeza. Además, puede provocar la reducción y muerte de las células de la piel, lo cual acelera el proceso de envejecimiento y la pigmentación de la piel, provocando arrugas y manchas oscuras.

Además, pasar demasiado tiempo expuesto a esta luz puede dañar la retine y reducir la producción de melatonina por lo que, además de dañar la vista, provoca problemas para conciliar el sueño.

Las horas que pasas en tu celular o tu laptop te están dañando más de lo que crees | Fuente: Pexels

Pero no todo es malo…

Probablemente ya lo has escuchado pero las lámparas de luz azul suelen utilizarse para tratar el acné y lesiones precancerosas; puede ayudar a mejorar la memoria y al estado de ánimo.

¿Cómo evitar que la luz azul dañe tu piel?

La solución más sencilla es limitar la cantidad de luz azul emitida por tu computadora o celular, por ejemplo los productos de Apple pueden ser configurados para poner el “modo de noche” que crea un tono más cálido en la pantalla, cambia las bombillas LED de tu casa por unas distintas y usa protector solar (de preferencia con óxido de hierro) aunque estés dentro de tu casa u oficina.

Información de WebMed, The New York Times y Harper’s Bazaar.

Te recomendamos:

Síguenos en Facebook y YouTube para más consejos de belleza.

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas